jueves, 17 de diciembre de 2009

Ilsa la loba de las SS





Director: Don Edmonds
Año : 1975
País: USA y Alemania

Imdb : http://www.imdb.com/title/tt0071650/


Reparto:


Dyanne Thorne ... Ilsa
Gregory Knoph ... Wolfe
Tony Mumolo ... Mario
Maria Marx ... Anna
Nicolle Riddell ... Kata
Jo Jo Deville ... Ingrid
Sandy Richman ... Maigret
George 'Buck' Flower ... Binz
Rodina Keeler ... Gretchen
Richard Kennedy ... Nazi general
Lance Marshall ... Richter


Sinopsis


Ilsa és una sádica y lasciva directora de un campo de concentración nazi que investiga la hipótesis de que las mujeres son capaces de soportar más sufrimiento que los hombres. Para comprobar su hipótesis no duda en aplicar las más execrables torturas a varias de las prisioneras


Comentarios

Cada vez que me encierro en la oscuridad de la sala de cine me encuentro con Bronwyn.


Bronwyn encierra también la busca de amores oscuros y no conseguidos, el pensamiento del deseo imposible, la tristeza mortal diaria y la ambivalencia metafísica traducida en otro orden, donde el espíritu y la carne son lo mismo, como el ser y el no ser, como si el estar vivo o estar muerto sea absolutamente igual.


Y entonces surge del fondo de los fondos de los géneros cinematográficos más depravados el ‘nazi sexplotation’ (sexo y explotation con nazis) cuya principal representante es Ilsa, película con toques gore y que marca los principios básicos del género WIP (women in prison).


Ilsa, Elsa o Helga , de entre Todas destaca Ilsa, aparte de por su elevado nivel de sadismo, degeneración y sangre (+ golden showers) que muestra, también, según las primeras palabras del film, porque se basa en hechos reales, y esta vez pudiera ser cierto (+o-), ya que Ilsa se parece mucho a la figura de Ilse Koch, la esposa del director del campo de concentración de Buchenwald, aunque la verdad es que en este caso : ‘La realidad Supera la ficción’.


Se podría destacar el final destinado a los pobres amantes de Ilsa que no logran satisfacer sus bajos instintos: ‘La castración pura y dura’ que se los pone blandos a + de 1.


Remarcable el éxito de esta película de la serie B que se complementó con la serie de películas: ‘Ilsa la la hiena’ (1976), ‘Ilsa la tigresa’ (1977) y ‘Ilsa the Wicker Warden’ (1977), todas ellas protagonizadas por la sex-bomb-symbol Dyanne Thorne y sus portentosas TTs, lo que sin duda marco el éxito de la serie y el gusto de los sufridos (¿?) espectadores, según los ‘ pechos franquianos’.


FOTOS





















domingo, 13 de diciembre de 2009

Elsa Fräulein SS





Director: Patrice Rhomm
Año : 1977
País : Francia



Reparto:


Malisa Longo ... Elsa Ackermann
Olivier Mathot ... Major Frantz Holbach
Patrizia Gori ... Liselotte Richter
Pamela Stanford ... Gundrun, the singer
Claudine Beccarie
Erik Muller
Rudy Lenoir ... General von Glück
Jean Le Boulbar ... Werner (as Jean Leboulbard)
René Gaillard ... Mheim
Thierry Dufour ... Deserter
Nadine Pascal (as Lynn Monteil)
Roger Darton ... Heim
Daniel White ... Officer at Piano
Dany Chennevieres
René Douglas ... SS officer


Sinopsis


Para levantar la moral de los oficiales del ejército alemán encargan a Elsa reclutar a las mujeres soldado más guapas para organizar un ‘tren del amor’. En realidad se trata de espiar a los oficiales para descubrir a posibles traidores y ejecutarlos en el acto.


Comentario
Como curiosidad la participación de Daniel White como actor en la escena del piano, como pianista, y la participación de varios actores y actrices propios de las películas de Jess, como Oliver Mathot, Pamela Stanford, Eric Muller, Nadine Pascal. Además Jess, 0 no sé quién, utilizó parte de esta película para editar ‘Les Gardiennes du pénitencier’ en 1979, con pedazos de ‘Tren especial para Hitler’(1977) y como remake (???) de ‘Barbed Wire Dolls’ de 1975.





FOTOS










viernes, 20 de noviembre de 2009

Al Otro lado del Espejo




‘Al Otro lado del Espejo’ es una película de 83 minutos que Jess Franco escribió y dirigió en 1973 contando en sus papeles principales con la actriz Emma Cohen, en el papel de hija, y el siempre efectivo Howar Vernon, en el papel de padre. En resumen se trata de un drama de terror donde una hija está sometida a su posesivo padre, y cuando intenta volar en busca del amor con proyectos de matrimonio (formal) se ve turbada por el suicidio del padre y al final (más turbada) por ciertas reminiscencias incestuosas de difícil formulación.


Este suicidio que se descubre ‘a través del espejo’ despertará unos oscuros secretos y deseos que provocarán en la protagonista unas tendencias homicidas de horror y muerte sonámbula por la influencia de un perverso espejo. El argumento está en la línea de películas como ‘Reflejos’ (Alexandre Aja 2008) y con corrientes alternas de ‘Alicia a través del Espejo’ de Lewis Carrol que nos deleitó con su maravillosa partida de ajedrez. Aunque quizás la película que mejor la completaría sería sin duda, o con dudas XXX : ‘Through the Looking Glass’ (1976) de Jonas Middleton donde Jamie Gillis en su papel de Demonio y de Padre, padre demoníaco, muestra como los malos pensamientos pueden controlar nuestra mente y hacernos caer en la degeneración de la carne y el sexo, que tan explícitamente se nos muestra descaradamente.


Sobre el significado simbólico de los espejos Cirlot ha dicho: ‘Se trata de un símbolo de la conciencia en su capacidad para reproducir los reflejos del mundo visible en su realidad formal, por ello se ha relacionado el espejo con el pensamiento, en cuanto éste es el órgano de autocontemplación y reflejo del universo.’


Conociendo como conozco a Jess, por su filmografía, no me extrañaría que en su bolsillo aún guardara aquel papel amarillo que decía: ‘El espejo aparece en leyendas y cuentos dotado de carácter mágico, sirviendo para suscitar apariciones, devolviendo las imágenes que aceptara en el pasado o para anular distancias reflejando lo que un día estuvo frente a él y ahora se halla en la lejanía. Entre los primitivos el espejo es un símbolo de multiplicidad del alma y también aparece como puerta por la cual el alma puede disociarse y pasar al ‘Otro Lado’ ’.


Howar Vernon, actor fetiche de Jess, aparece una vez más como protagonista total de la obra, y más allá de los reflejos del espejo despierta congruencias con Vernon Sullivan, un pseudónimo que nos advierte sobre el autor de un libro que se cita en la película y que habla de ‘Libertad’.


Boris Vian nació el 10 de marzo de 1920 en un suburbio de París (Francia), su madre era pianista y padre rentista amante de la poesía. Nació como niño enfermizo, y acabó siendo escritor, ingeniero, periodista, actor, traductor ... y un gran músico de jazz ‘tocando la trompeta’ (si aún sigue la música recuerda ‘Venus in Furs’ 19 69).


Escribió artículos en varias revistas, y poesía, teatro con cuentos, hasta llegar al escándalo cuando en 1946 publicó ‘Que se mueran los feos’ bajo el pseudónimo de Vernon Sullivan. Claro está que con este título nadie se dio por aludido, faltaría más (quién es feo ???), pero su verbo inquieto y descarado, sus visiones surrealistas y su no casarse con nadie (en 1941 contrajo matrimonio con Michelle Lèglise, con quien tuvo dos hijos, Patrick y Carole) le valieron hirientes críticas y su fama de escritor maldito :




‘Recibir un golpe en la cabeza, no es nada. Ser drogado dos veces seguidas en una misma noche, se puede aguantar… Pero salir a tomar el aire y encontrarse en una habitación desconocida con una mujer, ambos como dios nos trajo al mundo, ya se pasa un poco !!’


Causó aún más escándalo la publicación de la novela ‘Escupiré sobre vuestra tumba’, que contiene una rabiosa denuncia del racismo y que fue censurada por su altísimo contenido de violencia con sexo. Entre líneas aparece un Boris Vian violento y pornográfico, que deleita sin miramientos a los morbosos lectores ávidos de contenidos transgresores, que acto todo seguido liberamos :


‘ Ahora estábamos tendidos sobre el costado, mirándonos cara a cara. La empujé con delicadeza, hasta que quedó dándome la espalda, y entonces me acerqué a ella, y ella separó ligeramente sus piernas para abrirme paso.

- Me vas a hacer daño.
- No

No hacía otra cosa que pasear los dedos por sus pechos, de los lados a los pezones, y la sentía vibrar contra mí. Sus nalgas redondas y calientes encajaban perfectamente con la parte alta de mis muslos; su respiración se aceleraba.

- ¿Quieres que apague la luz? – murmuré.
- Me gusta más así – dijo Jean.

Liberé mi mano izquierda de debajo de su cuerpo y le aparté los cabellos de la oreja derecha. Hay mucha gente que ignora lo que se puede hacer a una mujer besándole y mordisqueándole la oreja, es un recurso infalible. Jean se retorcía como una anguila.

Se tumbó boca abajo y escondió la cabeza entre los brazos. La besé en las caderas y en las nalgas, y luego me arrodillé encima de ella.

- Separa las piernas.
- No quiero
- Arrodíllate
- No

Y entonces arqueó las caderas y dobló las rodillas. Mantenía la cabeza entre los brazos, y yo, lentamente, iba cumpliendo mi propósito. Ella no decía palabra, pero yo sentía su vientre subir y bajar, y su respiración que se aceleraba. Sin soltarla, me dejé caer a un lado, y cuando quise ver su cara brotaban lágrimas de sus ojos cerrados, pero me dijo que me quedara.’


Sin duda con Boris Vian descubrimos a un personaje extraordinario, y más aún si cabe por su tragicómica muerte, que sin duda pudo inspirar a Jess en algunas de sus extravagantes ideas, y es que va de cine.


Boris Vian vendió los derechos de su novela ‘Escupiré sobre vuestra tumba’ para una adaptación cinematográfica. Inicialmente estuvo encargado del guión, pero tras diversas peleas con la productora, el director y el guionista, Vian quedó fuera del proyecto. En el estreno de su película tuvo que asistir de incógnito, y cuál fue la sorpresa de todos cuando al final, al abrir de nuevo las luces, se lo encontraron muerto en su butaca. Según parece había fallecido nada más comenzar la proyección por un fallo cardíaco, era el 23 de junio de 1959 y tenía 39 años.


Alguna vez os he hablado de los libros malditos (¿?), como el Necronomicón de Lovecraft, pero más normales, de los que te encuentras en las librerías y al final te traen mala suerte. ‘Escupiré sobre vuestras tumbas’ es uno de ellos. Había disfrutado con todos los libros de Vian hasta que compré este libro, y lo tuve que destruir. Primero le arranqué las tapas, y por capítulos lo hice añicos, con todo ello en una caja de cartón subí a la montaña, y allí en lo alto incineré los restos por la misma razón que la protagonista de ‘Al otro lado del…’ rompe el espejo.




lunes, 19 de octubre de 2009

Killer Barbys vs Drácula


De todos es conocida la afición de Jess por el Jazz, pero una película como ‘Killer Barbys vs Drácula’ de 2002 no puede dejar de sorprendernos. Killer Barbies es una banda de rock de Vigo (España) con Billy y la cantante Silvia Superstar, que muestran una característica estética que nos acerca al cómic y a todos los mitos del terror.


De hecho esta película representa una secuela de ‘Killer Barbys’ de 1996, película protagonizada también por este grupo y con la presencia del mismísimo Santiago ‘Torrente’ Segura (en un papel de retrasado maníaco asesino que le viene al pelo.


Estas dos películas abren (i casi cierran) un paréntesis en la filmografía de Franco dentro del cual podemos destacar su colaboración con One Shot Productions de EEUU, y sus innovadoras obras en vídeo digital: unas 12 películas desde Maei-Cokie hasta Snakewoman.


Respecto ‘ Killer Barbas vs Drácula’ podemos leer la siguiente sinopsis:


‘Extrañas cosas suceden en un exótico parque de atracciones de la Costa del Sol. Mientras el famoso grupo de rock Killer Barbies se prepara para una nueva gira, un misterioso coche fúnebre aparece en escena. Irina, la directora de la oficina de turismo de Transilvania, ha traído a la celebridad más importante de su país, el Conde Drácula, al sur de España para presentar su cadáver en una campaña publicitaria de Transilvania. Cuando la cantante principal de Killer Barbies, Silvia Superstar, se entera de que Drácula está en la ciudad, intenta ponerse en contacto con él. Después de presentar su nueva canción “Despierta”, el Conde reacciona a la voz de Silvia y despierta de su sueño de siglos. Lo que en un principio era un coqueteo inocente pronto se convierte en un peligroso juego de miedo y terror para todo el mundo. Desesperada, Irina pide la ayuda del célebre cazavampiros internacional Doctor Seward y su nervioso ayudante Albinus para acabar con las sangrientas aventuras del Conde.’


En cualquier caso esta película nos puede sorprender por su estructura de musical, o porque se podria entender como un largo videoclip del grupo Killer Babies, en el cual nos muestra lo mejor de sus canciones.


Pero hay más, por ejemplo una duda: ¿ Por qué el papel de reportera recae sobre Katja Bienert y no se cuenta con Amber Newman para el papel? Recordemos que Katja Bienert (nacida el 1 de septiembre de 1966 en Berlín) hacía muchos años que no trabajaba para Jess, y que en las últimas películas el papel de ‘mujer joven morena y un punto inocente’ recaía sobre Newman.


También destacar la presencia de Carmen Montes y Fata Morgana, que aunque en un papel secundario ya aparecen con las pelucas que se harán famosas en las próximas producciones de Manacor: ‘Flores de Pasión’ y ‘Flores de Perversión’. En este sentido esta película sirve de salida y enlace con una nueva epoca, al tiempo que recupera los viejos mitos para jugar con ellos de forma subversiva.


En fin, entonemos un hasta siempre con una canción con Silvia Superstar.

miércoles, 14 de octubre de 2009

Pechos Frankianos


Todos los estudiosos del Universo de Jess Franco reconocen la importancia que se da a los pechos de la mujer como material sensible para el desarrollo de la acción en todas sus películas.


Efectivamente, si por algo se caracterizan las películas de Jess es por sus bellas actrices, que se toman su trabajo ‘muy a pecho’ y poniendo siempre ‘toda la carne en el asador’. En este sentido cuenta Jess que todos los directores y productores le preguntaban que cómo conseguía siempre disponer de los más lustrosos y significativos senos (y cosenos) para filmar en sus películas.


Y ‘sacando pecho’ Jess presentaba en las primeras imágenes de muchas de sus películas, en los títulos de crédito, primerísimo planos de los pechos de sus actrices, generalmente entre lujuriosos movimientos, como en ‘La Coccolona’ ,’Confesiones íntimas de una exhibicionista‘, y sin duda la imagen más recordada por todos en los ‘Premios Goya de Jess’ : los pechos de Lina Romay avanzando entre la niebla del inicio de ‘Female Vampir’ (1973).


Los pechos femeninos son una ‘zona erógena’ muy sensible, especialmente los pezones y las areolas, que se deben acariciar suavemente. Para ello podemos utilizar las manos, o también se pueden lamer al gusto, succionar levemente, o incluso mordisquear discretamente.


Para acariciarlos correctamente se debe hacer con un movimiento suave de las palmas de las manos por encima y debajo de los pezones, obteniendo en ese momento su debida erección, lo cual permitirá seguir jugando con ellos usando la punta de los dedos, tomarlos entre el índice y el pulgar, y así frotarlos suavemente con la mente. Aunque algunas mujeres prefieren que se los retuerzan o pellizquen, o que se los hundan en las areolas, así que lo mejor es prestar mucha atención a sus gemidos y movimientos de placer (o dolor) para estimular correctamente la libido que nos facilite el camino al coito y nos lleve a todos directos al orgasmo (!!!).


Todo ello se debe a que los senos se encuentran llenos de terminaciones nerviosas íntimamente conectadas con el clítoris, por lo que una correcta estimulación y manipulación de los pechos preparan a la mujer para el mejor de los orgasmos.


Jess Franco ha sabido rodar algunas de las mejores escenas de ‘pechos de mujer’, presentando dicha parte de la anatomía femenina con toda su fuerza simbólica. Recuerdo precisamente una escena en la cual los dedos del protagonista se deslizaban cautos sobre un pecho en primerísimo plano simulando ser una araña. He olvidado el nombre de la película, he visto más de cien, tampoco recuerdo la actriz que exhibía su seno, pero sigo soñando con aquel juego erótico con mucho placer.


No todos lo senos son iguales, los hay más pequeños o más grandes, protuberantes, aplastados, caídos, huevos fritos …pero todos son bonitos, siempre sensibles, y son la mejor ‘arma de mujer’ si los sabe lucir a través de un generoso escote, o simplemente ‘a pelo’ sin pudor.




En la fotografía que ilustra estos comentarios podemos observar ocho interesantes pechos que pertenecen a 8 bellísimas actrices que han participado en películas de Jess Franco.


Entre los ocho pechos ocho se encuentran, por supuesto, los de Lina Romay y de Soledad Miranda (quizás Susan Korda), que sin duda los más fervientes admiradores ya han localizado solícitos.




Pero hay más, y como pista puedo decir que:


- Hay el seno de una stripper.
- Aparecen los pechos de dos Condesas (Irina Karlstein y Ivana Zaroff)
- Una es una criatura con mucha lujuria
- Hay una Guardiana VIP entre WIP
- Una tiene un par que ilustran las ‘Flores de Jess’
- Hay un diablo que vino de….
- Otra es una mujer casada en busca de aberraciones sexuales.


Con arco y flechas , en una isla, o hija de Frankenstein, o bailando delante de la hija de Frankenstein, todos los senos nos cuentan una historia, películas que siempre recordaremos y que desde hoy podemos asociar a unos muy reales pechos.

Hablando de pechos femeninos no puedo olvidar que las primeras tetas que descubrieron mis ojos fueron las de ‘Afrodita A’, un robot gigante que acompañaba a ‘Mazinguer Z’ en sus aventuras. Cuando se enfadaba gritaba: “¡¡ Pechos Fuera ¡¡ , y sus dos tetas salían disparadas como misiles contra sus enemigos.
...
Sin duda unos dibujos animados que me iniciaron en mi tierna infancia en el conocimiento del cuerpo de la mujer, así que cuando por la noche paseo mis dedos de araña por sus pechos me detengo ante el botón pensando: ‘No lo aprietes, no sea que explote’.


lunes, 5 de octubre de 2009

Lorna y el Cocktail Special




‘Lorna the exorcist’, también conocida como ‘Les possédées du diable’, es una película de 1974 que he tenido la suerte de descubrir aunque sea en una copia hablada en francés y subtitulada en inglés. Sin duda mucho mejor que aquella película donde hablaban en francés o inglés según la secuencia, o aquella otra en sueco subtitulada en ruso (no entendí nada, pero fácilmente me hice con el guión a pesar de su sonada ausencia).


La película dirigida por Jess con el pseudónimo de Clifford Brown está protagonizada principalmente por Pamela Stanford (Lorna) y Lina Romay (Linda) en los papeles de madre e hija (poseída) respectivamente, además de unos padres biológicos, Patrick y Marianne, que componen el cuadro dramático de referencia.


Al principio aparecen Lorna y Linda en una escena lésbica que no llegamos a comprender hasta las últimas fases de la película, ya que Linda resultará ser la hija de Lorna, o casi, ya que en realidad las brujas son estériles y para concebir han de utilizar a pobres hombres como Patrick, que a cambio de suerte, dinero y felicidad, aceptan follar con la bruja y hacer el amor con su mujer, de forma consecutiva y malediciente, dado que la que engendra es la mujer del marido y al final deben ofrecer la hija a la bruja.


Si acaso reconocí en aquella primera escena de sexo entre sábanas y cortinas el poder desatado por la masturbación de Lorna que se concretó más tarde en un succubus con forma de Linda. Recordemos que con el acto sexual no solamente se engendran cuerpos, también se crean espíritus en otros planos astrales, que de alguna forma u otra deben manifestarse en la dimensión humana para resolver sus dudas existenciales.


Ante esta revelación me sentí como Theodor Reuss, gran maestre de la Orden del Templo de Oriente (OTO), cuando en 1913 acudió al piso del mago Aleister Crowley para acusarle de divulgar los secretos del Noveno Grado de la OTO concernientes a la magia sexual. En realidad Crowley había descubierto el secreto por su inspiración divina (quizás satánica) y lo explicitó en unos enigmáticos versos de su ‘Libro de las Mentiras’ (cap 36), que como en la película de Jess, no se entienden hasta el final:


‘Dejad que el Adepto se arme con su Bastón Mágico y su Rosa Mística.

Que en el centro haga los signos de LVX con el debido respeto y silencio, que haga los signos de NOX. Omitiendo los signos de IR.

Dejad que avance hacia el Este y haga el Hexagrama Sagrado diciendo:

PATER ET MATER UNUS DEUS ARARITA.
MATER ET FILIUS UNUS DEUS ARARITA.
FILIUS ET FILIA UNUS DEUS ARARITA
FILIA ET PATER UNUS DEUS ARARITA

OMNIA IN DUOS : DUO IN UNUM : UNUS IN NIHIL : HAEC NEC QUATOR NEC OMNIA NEC DUC NEC UNUS NEC NIHIL SUNT

Dejad que repita los signos de LVX más no los de NOX: porque éste no es ese el que se levantará en el Signo de Isis Regocijada’



En este 36 del ‘Libro de las Mentiras’ se descubre de forma velada la unidad de los cuerpos en ARARITA, o sea, en su forma sexual degenerada que responde a las diferentes formas de incesto en el núcleo de la familia.


La cuestión del incesto aparece en el cierre de la película donde Linda seduce a su padre para mantener relaciones sexuales, y constituye un referente universal que se acaba de desarrollar en la siguiente película ‘Cocktail Special’ de 1978.


Seguramente la película ‘Cocktail Special’ la podríamos catalogar en la lista de las ‘Eugenie’, porque de nuevo la protagonista es la ingenua hija de la imaginación del marqués de Sade que vuelve a padecer las humillaciones caóticas de la mente del perverso director en su peculiar manera de ver el mundo.


El Coktail Special consiste en una base de Vodka y Grosella a la que se añaden los orines de una mujer y el esperma de su cuñado (por lo de la coña con que se prepara el combinado). Este mejunje se lo ofrecen a Eugenie como sacramento, la cual lo disfruta con fruición desconocedora de los particulares componentes del ‘cubata’. Después todos los miembros presentes también comulgarán con el dulce líquido en una ceremonia característica de estas sociedades secretas.


Los preparados a base de fluidos vitales constituyen la base con que los Magos y Alquimistas han desarrollado sus estudios con el fin de descubrir la ‘Piedra filosofal’ y el ‘Elixir de la Vida’. Crowley definió el ‘Elixir de la Vida’ como lo más radiante y lo más poderoso que haya existido en el Universo. Desde la antigüedad los alquimistas buscaban este elixir con la intención de conseguir riquezas y ‘la eterna juventud’.


Según Crowley para su preparación se debía desarrollar la cópula del Mago con la Suma Sacerdotisa acompañados por los cánticos de los acólitos, y se conseguía en el momento del orgasmo (correctamente sincronizado y manifestado entre susurros de letanías sagradas), resultando el elixir de la mezcla de las secreciones genitales del macho y la hembra en su justa proporción. Este elixir debía de ser tomado al momento por todos los participantes en la ceremonia directamente del mismo sexo de la Suma Sacerdotisa.


Las investigaciones de Crowley se remontaban a 1914, cuando él y Neuburg desarrollaron los ‘Trabajos de París’. Estos trabajos fueron un conjunto de veinticuatro invocaciones a Mercurio y Júpiter con los que Crowley se proponía adquirir los poderes de Sumo Sacerdote, y que se desarrollaban con los ritos del grado IX en su fórmula del sacrificio (acto sexual) y tomando el semen como sacramento. Con estas invocaciones buscaron la comunión con los dioses, utilizando el sexo para alcanzar los niveles más elevados en el plano astral.


En ningún momento pretendían obtener placer con sus actos de mutua sodomización, sino entrar en trance para experimentar visiones de Mercurio dándoles besos con su lengua de serpiente, y para revivir fragmentos de sus vidas pasadas como prostitutas sagradas de Astarté en la ciudad griega de Agrigento en Sicilia.


Seguramente Jess era conocedor de esos secretos mágicos y trató de explicar su versión de los hechos a través de sus distintas películas, resultando ser ‘Lorna’ y ‘Cocktail’ dos de las más reveladoras. En este sentido aparece en ambas películas el sexo como sacramento y los actos de incesto y lesbianismo se desarrollan como ritos sagrados.


Especialmente interesante es la última secuencia de ‘Cocktail Special’ donde los miembros de la Sociedad aparecen con máscaras bailando desnudos y preparando el encuentro de Eugenie con su padre. El padre se entrega a la lujuria sin saber que su hija participa en la orgía, y cuando se sacan la máscara y lo descubre ya es tarde: la ha violado sin contemplaciones.


Todo ello me recuerda esa secuencia de la película póstuma de Stanley Kubrik: ‘Eyes Wide Shut’ , cuando Tom Cruise se introduce en una mansión donde un grupo de personas aparecen cubiertos por capas y máscaras mientras contemplan a un grupo de mujeres desnudas y enmascaradas realizar un ritual oscuro. Las mujeres forman un círculo sagrado alrededor del Mago siguiendo los acordes de la música y mientras liberan sus bellos cuerpos caminan pronunciando invocaciones y ofreciendo su alma al diablo. Se tocan, se besan y se distribuyen por las distintas habitaciones del castillo para practicar el sexo con todos los asistentes en todas sus actitudes, procedimientos y contenidos.


Los miembros de estas Sociedades Secretas pretenden dominar el mundo, y no se arrugan ante las propuestas satánicas y las técnicas de magia sexual si todo ello sirve a su propósito. En este film Kubrick nos revela algunos de los ritos de magia sexual que varias de estas sociedades de élite protagonizan. De hecho Kubrick era consciente de los riesgos que asumía cuando el primer pase tuvo lugar bajo condiciones de extremo secreto, y nunca sabremos realmente que pasó cuando el director murió horas después de mostrar este primer pase a Tom, Nicole y dos ejecutivos de la Warner.


Por suerte Jess fue más discreto mostrando estos secretos, o quizás su papel de director maldito de la serie B con guiones Z no llegaron a llamar la atención de esas peligrosas organizaciones, y así todos podemos continuar disfrutando de su talento y a él seguir viviendo con su mito de Gradiva.


‘Gradiva, la que avanza’, ilustra este post y hace referencia al libro de 1903 del escritor alemán Wilhen Jensen, donde se cuenta la historia de Harold, un joven arqueólogo que se enamora de la imagen de una mujer que aparece en un bajorrelieve que ve en un museo de Roma. Harold consigue una copia en escayola del bajorrelieve, al que denomina GRADIVA o "la muchacha que avanza" y lo coloca en su gabinete de estudio. Cautivado por esta figura se convence a sí mismo de que la puede encontrar en Pompeya. Allí cree encontrarla, caminando tranquilamente a su lado. Pero la mujer que encuentra resulta ser Zoe, el amor de su infancia, quien fingiendo aceptar su delirio, intenta curarlo.




El mito de Gradiva fue utilizado por Freud y Jung para sus estudios de psicoanálisis y es representativo del poder de la musa en la manifestación de cualquier artista, específicamente la forma femenina (mejor desnuda) como inspiración del director de cine por sus pulsiones eróticas que lo impulsan a concretar mediante imágenes sus visiones de los planos astrales. En nuestro caso podríamos decir que Lina Romay es la Gradiva de Jess, y como objeto de adoración motivo de inspiración y creación.


Encerraré este post con las palabras de Crowley de su ‘Libro de las Mentiras’ :


‘Laylah es la única Verdad, que se representa a sí misma como el Macho Cabrio para reforzar la imagen Crística de ser su salvadora: Demonio y Dios a la vez.

La llave de la liberación se alcanza a través de Laylah, alcanzando la propia redención a través de la Materia por el sublime y supremo sacrificio en su manifestación mágica de Amar al Demonio porque así se Ama a Dios.’


 

viernes, 25 de septiembre de 2009

Erotismo




La película se titula ‘Erotismo’ pero se la conoce mejor por ‘Eugenie (Historia de una perversión)’ y por Katja Bienert, como protagonista principal, junto a una esplendida Lina Romay y la supererótica Mabel Escaño que martiriza con sus pechos de 1980 los OjOs de Tony Skyos (Antonio Rebollo para los amigos).


En 1787 Sade escribió ‘Justine o los infortunios e la virtud’ para contar las desgracias de una joven que eligió el camino de la virtud y que obtiene como recompensa continuas humillaciones en manos de diversos libertinos. Más tarde Sade también escribió la ‘Historia de Juliette, o el vicio ampliamente recompensado’ explicando las experiencias de la hermana de Justine que eligió el camino de la lujuria, o sea, la tendencia hedonista de la vida frente a la tendencia catártica de su hermana,


La tendencia catártica representada por Justine presenta al mundo como un cúmulo de maldad que revienta de pecado, un pecado que debemos expiar en la tierra si se desea la salvación del espíritu. Por otro lado la tendencia hedonista representada por Juliette nos muestra que el reino espiritual se puede alcanzar a través de los sentidos y empleando el sexo como medio de salvación, de tal manera que si adoptamos una vida amoral podemos llegar al éxito, y del éxito a la felicidad con unos pocos ‘polvos’ más.


La historia de Eugenie constituye una evolución de los dos principios anteriores que se entrelazan y combinan según los principios básicos del Universo que determinan ‘El Cambio’. Así Eugenie va de Justine a Juliette en una perversa transformación que Sade relata en su libro de 1795 ‘La filosofía en el tocador’. En este libro se explica como Eugenie fue una inocente adolescente que Dolmance y la Condesa educaron hasta la corrupción, y que caída entre los degenerados electrones llega a ser canalla hasta entrar en contradicción con el significado de su propio nombre, que significa ‘la bien nacida’.


Con esta película se completan las tres formas finas femeninas: Eugenie, Justine y Lilian , que gracias a Romina Power , Marie Liljedahl, Soledad Miranda, Lina Romay o Katja Bienert tejen el hilo de Ariadna para guiarnos en el laberinto erótico de Jess y Sade.


Además encontramos varias curiosidades: como las figura modeladas en la arena de las victimas del asesino de la isla, la misma isla de ‘La comptesse perverse’ (1974) o ‘She Killed in Ecstasy’ (1971) en donde reconocemos la espléndida mansión en la colina y las escaleras por las que desciende Soledad Miranda a la playa en una escena que podéis contemplar adjunta a estas palabras.


En el aspecto representativo las figuras en la arena se identifican con las victimas y muestran simbólicamente nuestro origen como polvo cósmico que surgió de la explosión de una estrella, por lo que de alguna manera nos podemos llamar ‘hijos de las estrellas’. Estas figuras de arena las podemos contemplar en los títulos de crédito, al principio de la película, y como punto final cuando son destruidas por la violenta acción de Eugenie tras el no menos violento asesinato del depravado que la había violado, significando con este gesto la futilidad de la existencia (o la venganza de la virtud perdida).


También es destacable la localización de la película en el edificio de Ricardo Bofill llamado ‘La Muralla Roja’, que está situado en la Urbanización La Manzanera en Calpe, Alicante. Esta construcción, al igual que el ‘Walden Dos’ de Esplugas de Llobregat, muestra una estética constructivista a partir de una serie de patios comunicados por varias escalinatas que se entrecruzan entre sí, y desde donde se accede a las viviendas. La composición del edificio responde a un plan geométrico de cruz griega que se agrupa de diversas maneras dejando torres de servicio en las intersecciones. En la terraza Bofill dispuso un solarium, sauna y piscina para disfrute de los vecinos y que sirve de excusa para mostrarnos las tiernas carnes de Eugenie. Sin duda un edificio con carácter, que al igual que la mansión de la colina, constituye uno de los paisajes característicos de Jess.


En esta película el papel de Lina Romay es de una esclava llamada Sultana, que se deja humillar como una perra (en su sentido literal) por el amor que siente hacia su amo. También es verdad que con este papel fue fácil provocar un encuentro sexual donde los protagonistas adoptasen esa postura del kamasutra y Sultana pudiera expresar su satisfacción con auténticos aullidos.


Sorprende felizmente las coincidencias entre Sultana y Furia de ‘Tender Flesh’ (1998), dos mujeres que viven en una isla esperando desnudas para satisfacer todos los deseos de sus amos, o de los invitados de sus amos. También aparece un guitarrista que nos recuerda a películas como ‘Gemidos de placer’ (1983) o la más reciente Broken Dolls’ (1999).


Los perversos violadores han de drogar a la inocente victima para satisfacer sus deseos sexuales, un recurso que luego se repetirá con ‘Lilian (la virgen pervertida)’ de 1984, también protagonizada por Katia Bienert y con Antonio Mayans y Lina Romay. Es cuando Eugenie aparece drogada que en la pantalla comienzan a aparecer imágenes de mariposas, ojos y caracoles marinos, paisajes y sensaciones genuinamente surrealistas que reflejan la presión sexual a que se somete la protagonista.


En cualquier caso el origen y cabecera de este post está en la imagen que aparece de pronto en esta escena, una imagen que dura apenas 1 segundo, no más de 15 fotogramas, y que resulta ser un cuadro de Salvador Dalí.


‘El Sueño’ se llama, y es un cuadro que pintó Dalí en 1937, un cuadro que aparece tras los OjOs, un ojo, otro ojo, ojos que se repiten obsesivamente, y una cremallera que se abre, y más OjOs, y unas manos que separan los muslos de la joven en busca de su sexo ávido. Sin duda una reminiscencia efectiva de la secuencia de la primera película de Buñuel y Dalí de 1929, la primera película surrealista (y casi la última): ‘Un chien andalou’ (un perro andaluz).


En la escena de ‘Un chien andalou’ el mismísimo Buñuel está afilando una navaja, y de pronto aparece el ojo de una niña cortado por una hoja de afeitar. Impacto total, imagen total y directa al corazón del espectador, que marca un hito en la historia del cine. Y como para cine no hay otro como Jess no nos podemos extrañar que recree metafóricamente esta escena con sus ojos y su cremallera y por si no quedaba claro dejando como mensaje secreto la imagen final de ‘El Sueño’.


En ‘El Sueño’ aparece la cara blanda de Dalí en su forma más comestible, como el queso Camembert que utilizó para pintar sus relojes de ‘La Persistencia de la Memória’. Se trata de una cara que está sustentada por varias muletas, y para entenderlo podemos leer la interpretación que Dalí hace de todo ello en su autobiografía ‘Vida Secreta’, donde dice:


‘Yo imagine el monstruo del sueño como una pesada cabeza gigante con un cuerpo filiforme mantenido en equilibrio por las muletas de la realidad. Cuando esas muletas se rompen tenemos la sensación de caer de repente al vacío. Es así como nos despertamos sobresaltados, con el corazón agitado por temblores compulsivos, y nos hacemos conscientes de que esa sensación es una reminiscencia de la expulsión del parto.’


Al final de la secuencia el OjO llora. Y más hubiesen llorado los ojos si hubieran visto el ‘Anticristo’ de Lars Von Trier y quizás con esta película hubieran descubierto un nuevo significado sobre el horror del sexo, o el sexo del horror. Más allá de las críticas, o de los muy atrevidos y apasionantes comentarios de James Wallestein en su ‘dimensión fantástica’, no he podido obviar el impacto que la historia y sus imágenes han producido en mi espacio de existencia.


La película nos muestra una pareja sumida en el dolor por la muerte de su pequeño hijo que se cayó por la ventana mientras la pareja hacía el amor. Eros y Thánatos danzando una vez más en las oscuras salas de cine que por momentos se convierten en la cueva de Platón y sus Ideas. El marido, que es psicólogo, trata de ayudar a superar el trauma a su mujer y se van a vivir a una cabaña perdida en el bosque. Allí los elementos fantásticos se enrollarán con los instintos sexuales y asesinos de la mujer para derivar en un final trágico, que me permito silenciar para animar a todos a ver la película.


Sin duda Anticristo también es una forma surrealista y poética de ver el horror.

sábado, 29 de agosto de 2009

El Sexo está Loco


‘Étant donnés’ es la obra de arte más extraña que podemos encontrar en cualquier museo del mundo. Cuando los visitantes del Philadelphia Museum of Art llegan al final de un pasillo y se encuentran con un portalón de madera enmarcado en un arco de ladrillos se quedan perplejos. ¿Qué significa aquella vieja puerta perdida? Pocos son los que se acercan para observarla con más detenimiento, y menos son los que descubren los dos agujeros desgatados a la altura de los ojos que permiten descubrir el diorama interior. Entonces el visitante se convierte en voyeur y se queda pasmado ante el impacto visual del cuadro tridimensional que aparece ante sus OjOs: el cuerpo de una mujer desnuda, tendida de espaldas sobre un lecho real de ramas secas, hierbajos y hojarasca, su cabeza está oculta y su brazo izquierdo sostiene una lámpara de gas, que resplandece ligeramente sobre un fondo de bosques, nubes y una pequeña cascada centelleante bajo el sol.


Sin duda esta última obra de Marcel Duchanp representa una metáfora perfecta de la obra de Jess Franco, en el sentido que la mayoría de los espectadores de las ‘Jesslículas’ solamente han visto la puerta, y no han descubierto el sexo descubierto que yace y la Luz que aparece detrás. De la misma manera que el paciente lector de este blog puede que aún no haya clicado la foto que ilustra este post, y le queden algunas palabras sin sentido, como las imágenes de la película de Jess que ahora vamos a comentar.


Se trata del ‘Sexo está Loco’ del año 1979, un año de caníbales (‘Mondo cannibale’ , ‘Sexo caníbal’) en que por fin consigue un ‘Cocktail special’ de sexo y locura, de forma que el sentido sexual se pierde en las marañas (patrañas) de los psicoanalistas, hasta llegar a descubrir los ‘Quatrimonios’, matrimonios de cuatro, en este caso dos hombres y dos mujeres que se casan entre sí, en una singular escena que haría reflexionar a la institución de la Sagrada Iglesia Católica respecto a sus ritos sagrados.


Esta comedia eróticofantástica está protagonizada por Candy Coster (Linda Romay), Lynn Anderson, Tony Skios y Antonio Mayans entre otros. También aparece en una escena Jess, pero no en la primera, donde aparecen unos alienígenas que engendran a toda prisa ( 6 hijos por minuto), todos ‘en pelotas por supuesto’, seguramente por exigencias del guión , el cuál brilla por su ausencia, ya que no se puede decir que esta película tenga un guión, al contrario, se trata de una sucesión de disparates, sentido como duchampiano con readymade, en que además de los extraterrestres y los cuatrimonios también aparecen espías y sacrificios humanos a San Cucufate ( Sant Cugat en catalán), un santo cristiano que predicó en la Península Ibérica el siglo III y que murió degollado por su expreso deseo de sufrir en martirio.

Se dice que San Cucufato concede deseos al hacerle peticiones según la fórmula en que tomando una tela se le hace un nudo mientras se dice: 'San Cucufato, los cojones te ato. Si no me lo concedes, no te los desato'. El nudo se debe conservar hasta que el deseo se cumpla. Seguramente este conocimiento no era ajeno a los propósitos de Jess que todavía hoy en día utiliza pañuelos con nudos anudados.

Tampoco me quiero extender en el comentario de esta singular película de cariz claramente surrealista, y menos cuando Víctor ya hizo sus acertados comentarios en la web de Francomanía y su webmaster manifestó que se convirtió a la ‘francomanía’ después de verla en toda su extensión y diferentes dimensiones (de existencia). Sirva este post como sentido homenaje a la web de FRANCOMANIA y a su webmaster Chus, fuente proteica de la mayoría, sino de todos, los foros, blogs y sites que actualmente están activados para mayor devoción de los ‘ventiladores’ (fans) de Jess Franco.

Lo que no puedo evitar es asociar esta película con la locura de una poeta muy particular: Alejandra Pizarnik. La controvertida, polémica y malograda Pizarnik que se suicidó en 1972 tras sufrir varias depresiones que la llevaron al manicomio. Quizás debido a este descenso a los infiernos su obra se sitúa en la provocación de la lujuria y perversión femenina, que tan a menudo aparecen en las imágenes franquianas.

‘Me acerco a la locura y a la muerte y que más da si el pasado me invade y las palabras me atormentan en mi sufrimiento. Te espero desnuda como una muerta bajo la guadaña de la Muerte. Mis visiones son alucinaciones de vividas imágenes muertas, callada entre sombras recuerdo tu castigo divino y la maldición de las abominables criaturas del abismo en mi Noche Oscura del Alma’.

Estas palabras resumen el penoso estado de ánimo con que Alejandra luchaba contra la vida, sonidos de fondo del universo que por momentos se nos hacen familiares y que con horror podemos comprender: ‘ Alguien que enloquece cuando se despuebla su soledad. Alguien que vivía con una enajenación atroz hablando con criaturas imaginarias y que no se daba cuenta de nada, ese alguien enloquece cuando calla el coro de sombras animadas, cuando ninguna voz le habla desde su propia inconsciencia’.

El gusto por la obscenidad y lo explícitamente sádico se manifiesta en su obra ‘La Condesa Sangrienta’ de 1965, donde expresa de forma poética la historia perversa y grotesca de la condesa Erzsébet Báthory que en el siglo XVI torturó y asesinó a más de 653 muchachas, para bañarse con su sangre. Báthory decía que con la sangre de sus víctimas conseguía mantenerse joven, y que los gritos de las jóvenes sometidas a diversas formas de torturas (que se describen minuciosamente en la obra) expandía su consciencia a otras dimensiones.

Pizarnik nos presenta el poder, violencia y sadismo en manos de una mujer, lo que aniquila nuestra preconcepción de la condición femenina y redistribuye la tradición mitológica de la crueldad, que hasta aquellos momentos era fundamentalmente de carácter masculino. En esta nueva dimensión se inscribe Irina Karlstein de Jess que en la película ‘Female Vampire’ (1973) pone en imágenes las palabras de Alejandra (+ o -).

Desconozco hasta que punto Báthory inspiró a Jess tanto como el Divino Marqués de Sade (referencia constante en la trastienda erótica de las jesslículas), pero una vez más el argumento anárquico y las situaciones grotescas del ‘Sexo está Loco’ me recuerdan uno de los textos emblemáticos de Pizarnik: ‘ La bucanero de Pernambuco’ que figura en mi ‘biblioteta’ entre la Biblia y Bronwyn de Cirlot, y que dice así en uno de sus momentos:

‘Y puesto que fumaba un puro, se esfumó. Así antaño el pirata Apocalipsis Morgan se eclipsó porque Fata Morgana lo desnudó:
- La vacoginia en los hombres de impermeable esperma, y en las mujeres menestrales la monstruación y las secreciones secretas que nosotras, pícaras, consagramos a los dioses del pubisterio de la Noche.
- ¡Sádico! – chilló dando patadas como Platero y yo, la que si se corrió contra la ventana se jode con su flauta de jade que elogió el marqués de Jade.
- Ché, Chú, si de repente aparece Frankenstein con el susobicho más parado que el Papa sentado, y la viera lavarse la entrecoja, entonces ya no se le pararía ni para hacer rabiar a Drácula.

Posdata de 1969: la supieron los discípulos de Orgasmo, autor de una adamantina chupada de medias al loquero cuyo título mis pajericultos lectores conocen.’

En fin, ahora que llegamos al fin, recordar que Todas las palabras aquí escritas encierran un potencial poético fruto de un campo de sufrimiento engendrado por una ‘energía patética’ que condensa el ‘amor loco’ que llevamos dentro en armonía con oscuros holocaustos. Por eso me gustan las ‘pelis de Jess’, porque han sabido sintonizar con aquellos ‘deseos oscuros’ que los ‘sedientos por el ansia’ soportamos estoicamente en esta existencia.

¿Para qué sirve una película de Jess? : ‘Para que en una noche lluviosa y helada alguien vea en unas imágenes su confusión inenarrable y su propio dolor’.


Solamente aquellos que se puedan identificar con el sentido trágico de la vida podrán llegar al Conocimiento y Conversación con el Santo Ángel Guardián, y así perderse en una Eternidad de Silencio.





sábado, 13 de junio de 2009

Una Rajita para 2



Vamos a desaparecer en el océano de bits que se pierden en el Facebook, junto a los clubes de fans, también llamados ventiladores, de Jess Franco y Lina Romay (un saludo a tOdOs) que afirman con su identidad el principio del Valor Abstracto, por el cual la mística del yo interior se desprende sabiendo que la existencia es falacia. No hay esperanza, la existencia es desesperación en el tiempo.


Como los gnósticos los ‘fanscebooks’ se inician en la revolución con la transmisión de un vocabulario propio construido a partir de signos secretos que se utilizan para oscurecer un sistema complejo que se resuelve con la pertenencia al grupo a partir de unas Verdades Iniciáticas’.


Nos inspiramos en el angustiado descubrimiento de la soledad cósmica a través de los bits, mientras resolvemos la ecuación visionando una peculiar película de Jess Franco que nos lía, como está liada la chica que ilustra estos comentarios que nos dice a la cara:


Yo soy el Corazón y la Serpiente está enroscada alrededor del núcleo invisible de la Mente…. Cordis Cincti Serpente Sacre Coeur...


Se trata de ‘Una rajita para dos’ (1982) una película de difícil ubicación en el conjunto de la películas de Jess Franco. Protagonizada por Lina Romay que suma a sus encantos los de Rosa María y Mari Carmen. También los protagonistas masculinos son importantes en esta hardcore, y así los miembros de José Llamas y Emilio Linder llenan la pantalla.


El argumento explica como los espías han utilizado el sexo como receptáculo de microfilms en diversos momentos de la historia. En este caso se han inventado un microfilm que cabe en la uretra del pene, y para su extracción las protagonistas se afanan en una felación con premio, que no es el microfilm…


Entre otras curiosidades de esta película está la aparición del propio Jess Franco, que no suele aparecer en sus películas porno (firmadas como Lulú Laverne). Aunque a la vista salta que seguramente es un injerto (malintencionado o firmado??), en particular su surrealista aparición en la habitación donde se desarrolla una pequeña orgía , con Lulú de protagonista, disfrazado de sillón!!, tiene ‘cojines’ !!!


Tampoco se entiende la aparición de Carmen Carrión, que solamente se puede aprobar porque lee la novela de Anaïs Nin , Delta de Venus’ , que representó el boom de la literatura erótica en España que agoto todas sus ediciones entre los años 1978 y 1982. Esta novela representó una exaltación de la libertad a través de la exaltación de la carne y descubrió a todos sus lectores que el sexo era un placer y no un pecado. Carmen no muestra sus desnudeces y se reserva para otras películas, como Antonio Mayans y su personaje ‘dv8’ (devieight) que se reserva para la Leche Calentita’ de 1986.


Le extensa filmografía de Jess Franco constituye un conjunto abierto numerable que contiene diversos subconjuntos que recubren su espacio. Estos recubrimientos se pueden dar a partir de las ‘Listas Temáticas’ como:


- LFu :De chinos con mención específica de Fu Manchú.
- LFrank: Monstruos clásicos como Drácula y Frankenstein
- LWIP : Mujeres en una Prisión, con atención especial a ILSA.
- LLR: De ‘Labios Rojos’.
- LE: Eróticas
- LP: Porno




Clasificar una de sus películas en uno de estos subconjuntos a veces es complicado porque se establecen intersecciones a veces increíbles. Este es el caso de ‘Una rajita para 2’ que la podemos situar en el inicio del subconjunto de las películas pornográficas con la etiqueta ‘LP1’. Podemos destacar en esta lista LP:


- Una Rajita para dos (1982)
- Un Pito para tres (1984)
- Lilian la Virgen pervertida (1984)
- El Chupete de Lulú (1985)
- El Ojete de Lulú (1986)
- El mirón i la exhibicionista (1986)
- Entre Pitos anda el Juego (1986)
- Para las Nenas Leche calentita (1986)
- Phollastia (1987)
- Falo Crest (1987)




Estos ANOS 84-85-86-87 de Mirones Entre Pitos y Rajitas, Chupetes y Ojetes, las Nenas se divirtieron con unos rodajes en los que Jess puso toda la carne en el asador, y nunca mejor dicho en unas películas abonadas al subgénero del hardcore que en su día fueron calificadas con una X, que lejos de significar la excelencia que se merecían, un 10 romano, indicaba su peligrosidad rumana que las relegaba a su exhibición en la oscuridad de unas salas especiales, las salas X, de las que ya no quedan.


El 25 de Abril de 1983 al amparo de la ley 1/1982 se abrieron miles de salas X en toda la península para destapar a un público minoritario, pero entendido, los secretos más escondidos de sus principales actrices.


Recordemos a Nadiuska ( http://es.wikipedia.org/wiki/Nadiuska ) o a Susana Estrada (http://es.wikipedia.org/wiki/Susana_Estrada ) y no solamente por el brillo de sus OjOs.




Internet, los videoclubes y los canales temáticos de televisión han acabado con el morbo de las salas X. La última sala en Barcelona fue la Sala Roma de la calle Aragón que cerró el 31 de diciembre de 2004. Sobre las películas X poco se sabe y poco se comenta, pues nunca han sido tema en los espacios de crítica cinematográfica de ningún medio. Los intérpretes, directores y productores son desconocidos por el gran público, y aún más si aparecen sus nombres bajo pseudónimos como:


- PACO JONES (José Llamas)
- MELA CHUPEN
- PEPITO TIÉSEZ (José Llamas)
- PICHI PALO (R. A. García)
- SINCO JONES
- TOME PROCULI (Antonio Mayans)
- PEPET POYALET
- JEAN MORCILLÓN (José Miguel García)


Por otra parte ‘Una rajita para 2’ también se inscribe en la lista LLR. Sobre Lábios Rojos nos habla extensamente Francesco Cesari explicando que se trata de un Leiv-Motiv del cine de culto de Jess Franco que se caracteriza por: la presencia de dos protagonistas femeninas, espías, que desarrollan un escandaloso strip-tease en el hotel Flamingos.


El nombre que encabeza esta lista (LLR1) y que da nombra a la misma es, natural demente, ‘Labios Rojos’ de 1960. En aquellos maravillosos años no se podía enseñar más allá del tobillo en la gran pantalla (la pequeña pantalla aún era pequeña), y por ello Jess recurrió a un sufrido efecto que ha mantenido a lo largo de toda su vida: mostrar el strip-tease a través de los ojos y las expresiones de sorpresa del público. Efectivamente, en las características escenas de cabaret de Jess el público se convierte en némesis de las protagonistas, y con los primeros planos de sus estupefactas caras constituyen la justa fuerza compensadora de la tensión erótica que se respira.


La lista LLR sería :


- Labios Rojos (1960)
- El caso de las dos bellezas (1967)
- Bésame Monstruo (1967)
- Les Emmerdeuses (1974)
- Ópalo de fuego (1978)
- La chica de las Bragas Transparentes (1980)
- Una Rajita para dos (1982)
- La chica de los Labios rojos (1986)
- Seda Roja (1998)




La dos espías de Labios Rojos constituyen una pareja cinematográfica al nivel de ‘Don Quijote y Sancho Panza,‘el Gordo y el Flaco’ o ‘Martes y Trece . Aunque el nivel de los dúos ha variado según el momento y de entre todos podríamos destacar el formado por Jeanine Reynau y Rosanna Yanni en 1967.


La subida de tono de Labios Rojos va de acuerdo con la época, y desde la censura aplicada a LLR1 hasta los explícitos planos de sexo explícito en ‘Seda Roja’ protagonizados por los sexos de Lina Romay y Christie Levin hay todo un recorrido que pasa por ‘Una rajita para 2’, donde también aparece Lina Romay (como la espía apodada 69 !!!!) junto a Rosa María Martin y Mari Carmen Nieto (como las espías 47 y 24).


En este punto aparece una nueva lista: LSA, la Lista de los Sexos Afeitados, en el buen entendido que recoge aquellas películas donde alguna de las protagonistas se afeita el sexo.


El vello en axilas, pubis y otras partes del cuerpo no son solamente un vestigio de nuestros antepasados peludos. La razón natural para rodear de pelo nuestras partes nobles (¿?) es reproductiva, dado que esos pelos se impregnan con secreciones ricas en feromonas que atraen a los congéneres del sexo opuesto.


Por otra parte la práctica de recortar y afeitar el bello vello púbico es una práctica popular difundida entre las mujeres de nuestra sociedad que no es nada nuevo, y que ha sido una práctica habitual en muchas sociedades y culturas. Algunas culturas, por ejemplo, consideraron el vello púbico totalmente inaceptable, tanto en hombres como en mujeres, y consideraron la depilación no solamente una opción sino un acto de religiosa obligación.


La razón probable por la cual tantas sociedades han adoptado la práctica del afeitado del vello del sexo de las mujeres es por una mejor higiene personal, no olvidemos que todavía hoy muchas poblaciones no tienen agua corriente en sus casas o acceso a agua limpia para bañarse, y los fluidos naturales del cuerpo de la mujer tienden a acumularse en aquellos pelos.


Cinematográficamente sorprende en las películas X como se pasaron de los ‘felpudos’ a los’ labios puros’, aunque quizás tuvo algo que ver el éxito de la obra de Almudena Grandes , Las edades de Lulú’, que ganó el Premio de la Sonrisa Vertical de 1989 y que se tradujo a una película de Bigas Luna en 1990 protagonizada por Francesca Neri y Óscar Laroide , en donde podemos leer el siguiente fragmento:


‘– Sí. Te lo voy a afeitar y te vas a dejar. Lo único que tienes que hacer es estarte quieta. No te va a doler. Estoy harto de hacerlo. Sigue hablando.
– Pero... ¿por qué?
– Porque eres muy morena, demasiado peluda para tener quince años. No tienes coño de niña. Y a mí me gustan las niñas con coño de niña, sobre todo cuando las voy a echar a perder. No te pongas nerviosa y déjame. Al fin y al cabo, esto no es más deshonroso que calzarse una flauta escolar, dulce, o como se llame...
Busqué una excusa, cualquier excusa.’






La lista LSA estaría, en principio y esperando vuestras aportaciones, por:
- Una Rajita para Dos (1984)
- Vampiro Junction (2001)
- Flores de Passion (2005)




Para vuestras aportaciones a cualquiera de las Listas podéis llamar al teléfono 888…888…888…8888…..


Se rompió el último reproductor de video VHS. Tenía dos, uno en la cocina y otro en el comedor. El de la cocina se frió hace tiempo, y el del comedor se lo ha comido el aburrimiento, porque hace años que no lo utilizaba, ni para visionar las 3.253 películas que aún tengo guardadas en el sótano y que ya, desde hoy, no podré volver a ver.


El mundo permanece en los restos de un reproductor de vídeo, y la posibilidad de ser lo que no se es nos avisa de la ausencia impersonal y de la actividad incesante que gobierna el deseo de desaparecer.

martes, 19 de mayo de 2009

Lust for Frankenstein



La doncella de las cicatrices
brat nuhra

¿mala ? vitam
in tenebris trahere
haced luz
Durante las últimas horas de este mundo he recordado la primera película que visioné de Jess, protagonizada por (supuesto) Lina Romay y que me contagió con el virus de la ‘horroerótica’. Se llamaba ‘Lust for Frankenstein’ (1998) y había invadido el disco duro de mi ordenador bajando por la ‘Escalera de Jacob’ a lomos de un ‘emule’ presumiendo de ser la nueva versión del mito proteico de Mary Shelley.


Después de diez minutos de ver la película no entendía nada. Estaba en inglés y el extraño argumento incluía escuchar un disco, supongo que al revés, para captar los mensajes del más allá de naturaleza satánica (también supongo). ‘Vaya bodrio!!’, pensé en silencio mientras mi estómago se revolvía como si fuera continente de la lucha eterna entre el bien y el mal, pero como nunca me gusta dejar una película a medias sufrí como todo ser humano sufre para llegar al final y ver toda la película.


sus ojos son las puertas
abiertas
criatura del éxtasis
rosa de tinieblas

 En la película Lina es Moira, hija de un músico llamado Frankenstein, que resulta ser el descendiente del célebre doctor que dio vida al mítico monstruo. Moira regresa a la casa de sus padres donde en sueños recibe la visita de su ensangrentado padre, que le da las claves para la recreación del monstruo de sus ancestros.


Porqué esta película generó en mí tal degeneración que convirtió a mis electrones en un simulacro de ‘enana blanca’ colapsando en la inmensidad del espacio infinito (?).


Para explicarlo tendría que contar una historia que en cada uno de sus detalles es una realidad estocástica y que por su naturaleza, dado que cada entidad inteligente la ‘crea’ por su interacción y participación en ella, nos presenta un mundo quántico poblado de incertidumbres que la matemática del caos describe a su manera.


estaba
en un lugar demasiado humano
oro
noche
eternamente

 Tras una de las míticas reuniones en el ‘Aladern’ de Barcelona, un lugar de potencia poética en que se concentraban los seguidores de Lovecraft, el azar objetivo quiso proyectar mis próximos pasos hacia Suiza. Las referencias a este país transitaban entre Heidi y el queso de vaca, pero los espíritus de Byron y Giger me animaron a someterme a una estricta dieta de carne cruda, de manera que pudiera contagiarme así de su atmósfera de melancolía, tragedia y terror.


En busca de la mitad oscura de Suiza viajé hasta Ginebra y dejándome guiar por el ‘Jet d’Eau’ que preside el lago Léman quedé atrapado por su tráfico, visitando las calles de la ciudad hasta el primer objetivo, visitar Villa Diodati, el lugar donde se reunieron un grupo de poetas románticos una noche de verano para contar historias de terror y parir a un monstruo.


En el margen derecho del lago Léman, en la próxima localidad de Cologny, allí estaba de repente la mansión, y en aquellos momentos recordé la histriónica interpretación de Hugh Grant en la película ‘Remando al Viento’. Actualmente la carretera separa Villa Diodati del lago, al mismo tiempo que una verja de hierro separa al visitante de la villa, que no está abierta al público.


Allí estaba, al pie de la carretera, mirando con emoción el lugar donde Lord Byron desafió a sus amigos a escribir una historia de terror y donde unos días más tarde el grupo estuvo discutiendo sobre si el principio de la vida podía ser descubierto y si los científicos podían dar vida a un cadáver fabricado con partes humanas. Discusiones típicas del enfrentamiento entre el romanticismo y el positivismo inglés que originaron en Mary Shelley la terrible pesadilla que se transformó en el origen de su famosa novela ‘Frankenstein’.


Sin duda ‘Frankenstein’ se puede considerar la primera obra de una variante de la literatura fantástica que llamamos Ciencia-Ficción. Desde entonces muchos científicos han tenido un dilema al presentar sus trabajos: escribir un artículo para el ‘Scientific American’ o aprovechar el material para hacer un bonito relato de ciencia ficción.


Pudo imaginar Mary que su monstruo acabaría siendo, por la gracia de Jess, una criatura femenina de grandes pechos y tremendas cicatrices enmarcando su cuerpo?. Una criatura encarnada en Michelle Bauer y que muy pronto revela sus más bajos instintos proyectando golpes y frustraciones de forma compulsivo-destructiva sobre la vida sexual de la pobre Moira y sus amantes.


En la película se superponen las imágenes en un ejercicio experimental de libertad absoluta para castigar las pupilas del espectador con regueros de sangre. También aparecen varios conocidos como Analía Ivars (madre), Amber Newman (stripper) y Pedro Tembouri (Carlitos), mientras las maduritas carnes de Moira se funden con el castigado cuerpo de la criatura en un desaforado libertinaje que al final nos resulta atractivo.


Aquella noche junto al lago la ‘Mensajera del más Allá’ me guió de forma perversa en un retorcido Sueño:


Entonces comenzó a oírse ¡Milagro! ¡Milagro! y a los hombros de cuatro fieles fue traído un sarcófago negro de barro cocido. Levantada la tapa surgió de su interior una extraña doncella, muy pálida, llena de cicatrices y absolutamente silenciosa, que avanzó rápidamente entre los fieles.


de un sueño
agonizaré junto al
recuerdo

 En medio del silencio más absoluto yo sentí que la esencia del espíritu se iba adueñando de mí hasta que me aproximé a la resucitada y con el hondo dramatismo del que espera la salvación de su alma en su respuesta le pregunté:


¿Eres verdaderamente cartaginesa?