domingo, 26 de agosto de 2018

Vampirella: ‘La Maldición Wrathmore’





Dibujo: Pepe Gonzalez
Guión: Rich Margopoulos

Revista: Creepy 42 (diciembre 1982)
Editor: Toutain

Comentarios

El nombre de Josep Toutain hizo boom en los años 80 con la edición de revistas para adultos. Tomando como modelo la Warren americana, editó con sus materiales las revistas ‘1984’ de ciencia ficción y ‘Creepy’ de terror, o sea, el esplendor del cómic en España, manteniéndose sus revistas en el candelero a pesar de la competencia y los aumentos incesantes de precios por culpa del papel. Curiosamente en sus páginas, los dibujantes españoles como  Esteban Maroto, Pepe González, José Maria Beà, Rafael Auraleón y José Ortiz, que empezaron trabajando en la editorial Selecciones Ilustradas para dar el salto del Atlántico para Warren, volvían sus obras a su país de origen para reencontrarse.




Cuando se publicaron las historias de Vampirella en la revista Creepy, las cartas de los lectores criticaron de forma exacerbada la pobreza de sus guiones, poniendo a parir a sus guionistas. Lo que algunos lectores ignoraban seguro, es que en aquellos momentos el dibujante Pepe podía elegir a su conveniencia el guion. Pepe, después de soportar imposiciones durante toda su vida para dibujar la mente de algún demente, alcanzó su estatus como el mejor dibujante de Vampirella y se  le concedió la gracia de poder elegir, y como dice la viñeta, elegir un guion para mostrar sus bellas mujeres y no complicarse la vida.

El pobre Margopoulos, licenciado en filosofía y religión, guionista en Hunter, Demon Killer, Vampirella, Eerie y Creepy, se lo tomó con filosofía para esta historia de ‘La Maldición Wrathmore’ con reminiscencia de rimas y leyendas hasta un cuento de Poe. El argumento cuenta la leyenda de Amadeus Van Helsing, cazador de brujas y vampiros y antepasado de los protagonistas, que  condenó a una joven Elizabeth Wrathmore a la horca por bruja, y resultó ser una bruja, que lo maldijo a perder la vida cada 100 años a morros de un perro infernal, tipo Cancerbero, que por unas horas abandonaba las puertas del infierno para cargarse al joven Van Helsing de turno. En este siglo le tocaba a Adam, el novio de Vampirella, y ya tenemos el nudo de la acción servida.


En el ataque perruno resulta que las balas bendecidas para acabar con su perra vida en realidad han sido maldecidas por los malvados seguidores de Chaos (los eternos enemigos de Vampirella), así que NO sirven. Una oportuna llamada del párroco, que se libera en apenas una viñeta, advierte y activa la transformación de Vampirella que parte en ayuda de su amado. El oportuno desenlace en la última página de seis viñetas se traduce en quemar la momia de la bruja para liberarse de todos los demonios.

Estas historias autoconclusivas en 8 páginas no pueden dar más de sí en su argumento, por lo que el lector deberá disfrutar fundamentalmente del artista en su dibujo y arte, el arte de Pepe Gonzalez.

Hablar de Pepe Gonzalez es dar un homenaje al mejor dibujante de mujeres de todos los tiempos. Cuando llegaba a la editorial con sus dibujos todos sus compañeros lo copiaban y aprovechaban su estilo para mejorar sus obras.

Cuando Warren quiso revolucionar el género de terror introduciendo elementos eróticos con mujeres de falda corta y dientes largos, encargó a Archie Goodwin el desarrollo de los argumentos. Pero el dibujo de los primeros artistas que tomaron el desafío, Frank Frazetta y Tom Sutton,  tenían un aire infantil y hasta clásico, por no decir poco intensos. Cuando Warren vió las ilustraciones de Pepe Gonzalez ya no dudó ni un momento, aquella imagen era su Vampirella, y con su dibujo se disparó el éxito del personaje que en 1969 tuvo su propia revista, hasta llegar a la versión futurista y manga de 2001, suma y sigue para disfrute de los fieles.




La estructura de las historias de Vampirella de Pepe suele ser de 8 páginas, la primera una ‘splash page’ que sirve como introducción y las demás de viñetas distribuidas 3 y 3 en dos filas. En unas páginas utiliza las  clásica de viñetas rectangulares, mientras que en otras las viñetas son de contornos trapezoidales para intensificar dinamismo a la acción.


El dibujo destaca en sus primeros planos de los personajes principales donde realmente el artista se luce. El tratamiento de la pareja  refleja su temprana experiencia y sensibilidad en dibujar historias románticas para la editorial Toray tocando la ‘Serenata’ para ‘Susana’. Vampirella en todo su terror transita entre el erotismo y romanticismo con dibujos que melancólicos surgen del papel.

Además los objetos y elementos de documentación son precisos en la medida que el dibujante fuera agraciado con memoria fotográfica que facilitaba su capacidad de acción.

La vida de Pepe fue una tragicomedia. Soltero y sin compromiso. Descrito como el sujeto que duerme de día y toma copas de noche en el "Pub Greta Garbo" mientras dibuja a Marilyn Monroe, uno que hace retratos y muy de tarde en tarde, alguna historieta de mujeres explosivas y voluptuosas.

Nunca buscó la gloria ni la memoria y el dinero le fue esquivo, hasta la miseria en sus últimos años, enfermo lleno de alcohol y falto de espíritu, murió de pronto sólo y abandonado en su piso en 2009. Dicen que desde que su madre falleció  nadie se cuidó de él, y él mismo sucumbió al abismo. Muchos amigos que se lamentan, quizás pudimos hacer más por Pepe, el que regalaba dibujos y cuadros y solamente quería trabajar 15 días al mes, dos días por página, para el resto vivir la vida.

En fin, llegando al fin pasen y vean  ‘La Maldición Wrathmore’











VIDEO





viernes, 17 de agosto de 2018

Cicciolina, amore mio







Director: Amasi Damiani ( A. Van Dike) y  Bruno Mattei (Jimmy B. Matheus)
Año: 1979
País: Italia

Guión:  Riccardo Schicchi

Reparto

Ilona Staller  ... Cicciolina
Patrizia Basso                    
Giancarlo Marinangeli ... Riccardo
Paola Ludovica Barbanera


Comentarios

Ilona Staller nació el año 1951 en Budapest y desde jovencita sus ricitos de oro alegraron a los Servicios de espionaje de Hungría con alegría, hasta que lio a un cliente italiano para escapar de su triste destino y alcanzar la ‘ciudad Eterna’. No en vano Dios le dio un cuerpo de mujer para quitar el hipo al próximo, un  hipopótamo del pantano sin pantalones.


Allí conoció al productor de cine erótico Riccardo Schicchi, también guionista, que la propuso para un programa de radio llamado ‘Voulez-vous coucher avec moi?’. Y es en este punto que empieza nuestra película de tintes autobiográficos relatando la etapa donde Ilona Staler trabaja en Radio Luna como Cicciolina emitiendo un lubrificante programa que inunda las ondas de interesado erotismo para despertar la lujuria de sus radioyentes.

Si Schicchi aparece como guionista, como director bajo pseudónimo tenemos al mismísimo Bruno Mattei, conocido artesano del séptimo arte de eróticos italianos a destacar.

Desde su habitación decorada con posters de  desnudos de la sensual locutora (lo que muestra una obsesión obtusa),  un joven Riccardo (trasunto del guionista y protector de nuestra artista, aunque este es otro asunto) escucha la voz de su ‘erotimusa’ soñándola desnuda cabalgando un caballo blanco entre luces de colores, haciendo el amor con desconocidos. Mientras, desde su prisión con barrotes, en este punto se apunta a un recluso que estimula su mente con encuentros en la tercera fase con el chichi de la Cicciolina, mostrando un amor propio que retumba en la soledad de su jaula.

Al fin Ricardo se encuentra con la artista del amor con sexo seguro, seguro de sí mismo le pide ser su fotógrafo personal, y como persona y pesado el hombre, el que la sigue la consigue y la fotografía en la fontana, que aunque no sea  de Trevi, no le falta atrevimiento  a la moza, luce muslos y pechuga a cual más suculento plato en el plató de la escena, en espera del postre.

En una de las sesiones de fotos con fuego, la húngara se topa con unos desaprensivos que tratan de violarla. Suerte que llega el mozo amoroso para llevarse unos coscorrones e imponer el orden natural de la película, que en un intento de socializar la crítica, la Ciciolina emite un comunicado desde las radioondas donde dice ‘la culpa es nuestra’, enfatizando lo terrible del hecho que las mujeres llegan a culpabilizarse en estas casos y son ellas las primeras que han de asumir que estas violaciones  no se pueden perpetuar en una sociedad civilizada.

Encontramos en este argumento las inquietudes humanas  y sociales que impulsaron a Ilona a la aventura política cuando en este mismo año se presentó a las elecciones al Parlamento Italiano. Aunque no logró entrar a la cámara de diputa2 hasta el año 1985 cuando encabezaba la lista del Partido Radical, y efectivamente, sus películas eran más radicales.

Llevados por el erotismo no falta un encuentro lésbico de un profundo sentido estético y una práctica de ‘sitofilia’, una perversión donde se vierten alimentos sobre el cuerpo de la mujer desnuda, como si fuera la base de una pizza cuatro estaciones. De entre las posibles parafilias esta es una de las más finas hierbas  que podamos encontrar en la extraña filmografía de esta artista que en su etapa pornográfica no dejará de sorprendernos.

En el mismo sentido sigue el argumento y la hermana es violada por un vecino que entra en su piso pidiéndole limones. Limones los del caribe, pues la arrastra a la mesa de operaciones, de violaciones se entiende, para abusar de su confianza y de paso de su cuerpo de mujer.

Claro que el mensaje antiviolaciones  queda en entredicho cuando al final la violada pide más y acaba disfrutando del sexo con pasión y locura, como en las películas X donde las mujeres siempre piden ser violadas y pasan de vírgenes a guarras en un santiamén.

Seguramente este giro argumental señala claramente el paso de la sensualidad mágica en esta película de 1979,  al sexo duro y sin tapujos del cine su cine porno a partir de 1983. Las azucaradas escenas de esta primera época de actriz  que la precoz modelo húngara había ejecutado entre velos mostrando sus blancas carnes, se convirtieron de pronto en escenas hardcore de ‘blowjobs’ y dobles penetraciones que pueden llegar a sorprender, quizás indignar, al sufrido seguidor de la artista.

Sin duda fue su representante Schicchi el que provocó la confluencia de intereses para mantener viva la llama de la fama. Así él como director y su protegida como actriz, coincidieron en una brillante carrera pornográfica que dio sus frutos con películas impactantes, quizás espeluznantes, donde podemos destacar por la controversia y problemas que dio  al currículum ‘Cicciolina Number One’ (1986). En esta película los genitales de la artista ya no son un virtuoso desnudo y se convierten en pecado de destrucción masiva, donde desde los excesos condenados del género se atraviesan prados de perversiones llegando a la zoofilia, el sexo con animales.

Seguida por las parafília, todavía en las entrevistas le preguntan a Ilona  por el sexo con un caballo, y ella dice que es una barbaridad, que la Ilona Staler es una  ‘heroína’ haciendo felaciones a un ‘stallone’, pero el ‘caballo’ era para otra actriz que le gustaban más las drogas.

Todo este trajín de película va salpicado con sesiones donde Cicciolina va cantando sus grandes éxitos,  como  por ejemplo ‘Lips’, ya que la canción fue también uno de los campos que dominó esta polifacética artista de la radio y la televisión. Recordemos que ella fue la primera artista en mostrarse desnuda en un show de televisión y sus escándalos audiovisuales impulsaron así su carrera en otras materias oscuras.

Llegando a la recta final del film también se muestra a modo documental una de las funciones de teatro donde la protagonista canta y baila, danzando  desnuda dentro de una bombilla de plástico junto a dos palomas blancas. Al final vemos como el público, todos santos varones, invade el escenario para tocar el vello púbico de la actriz en vivo, que casi se la comen viva y ha de correr por su vida, llegando al camerino sin ropa ni remedio, mostrando una vez más su innato altruismo de darlo todo al prójimo, hasta sus bragas.

Tanto las palomas blancas como las apariciones del caballo y ella cabalgando son parte de la simbología subliminal que expone la pureza del sexo y un mensaje de amor universal, que junto a la crítica social contra la violación, dan aire trascendente a la intrascendencia del argumento solamente apto para adictos a nuestra ‘heroína’, la Cicciolina.

Cabe también remarcar en este artículo que la película inspira el argumento del cómic ‘Las aventuras de Cicciolina’ (1989) del autor Filippuci, Romanini y  Ubaldi. En este cómic, los dioses del Olimpo nombran a nuestra Cicciolina diosa del Sexo y la Sexualidad, y envían a la Tierra a Cupido, que se transforma en un osito de peluche para acompañar a la elegida en sus aventuras sexuales.



El osito de peluche aparece tanto en la película como en el cómic como un elemento identificativo de la inocencia. Inocente como la obra de Cicciolina y su motto ‘haz el amor y NO la guerra’, en resonancia con ‘El Amor es la Ley’, un precepto que nos conduce a Crowley y su ‘magia Sexual’, porque NO dudo que de darse la coincidencia temporal en la Historia, la Cicciolina sería hoy la ‘Mujer Escarlata’ de nuestro Mago Negro y sus videos pornográficos serían oficios religiosos reverenciados por los seguidores del ‘camino de la mano izquierda’, aunque para sus oficios onanistas utilizaran la mano derecha.

En fin, pasen y vean, en película o en cómic, los desvaríos de sensual sexo sentido de ‘la húngara de fuego’, la Cicciolina.



Fotos



  
 


  












miércoles, 27 de junio de 2018

Showgirls 2: Penny’s from Heaven





Directora: Rena Riffel
Año: 2011
País: USA

GuionisTA: Rena Riffel

Reparto

Rena Riffel   ...         Penny Slot / Helga
Glenn Plummer...    James 'Jimmy' Smith
Greg Travis   ...         Phil
Dewey Weber...       Jeffrey
Peter Stickles...       Godhardt Brandt
Shelley Michelle...   Katya Vardiova
Ford Austin   ...         Mr. Von Brausen

Sinopsis

La stripper Penny Slot emprende la aventura para convertirse en una estrella de la danza en un show de televisión. Ella cree que encontrará el éxito, pero lo que se va a encontrar son los peligros de una ciudad más malvada que Sin City. Con toques románticos, la acción la guía hacia el camino de sus sueños de fama y fortuna, pero los peligros acechan a la vuelta de la esquina, y Penny se siente atraída por los tríos amorosos de tentación y seducción. Su novio, Jimmy, avisa que debe entrenarse y que necesita mejorar su técnica si quiere convertirse en una profesional, y para ello debe trabajar duro. Entonces Penny, siguiendo el consejo, va  y se apunta a clases de ballet con una rubia que da campanadas. Al final Penny deberá pagar el precio del éxito y para ello deberá sacrificarse a todos los niveles.

Comentarios

Para empezar el nombre de Penny Slot ya me suena a ‘puta de un penique’ (penny’s  slut), que atendiendo el título (from heaven) viene directamente del cielo. Así comenzamos bien, cuando esta película en su planteamiento es la secuela de la famosa película ‘Showgirls’ (1995) del aclamado director Paul Verhoeven.

Rena Riffel se había dado a conocer en esta mismísima película protagonizada por Elizabeth Berkley, Gina Gershon y Kyle MacLachlan. Gracias a su actuación en ‘Showgirls’, Riffel fue elegida para actuar en la película Striptease junto a Demi Moore y Burt Reynolds. Su actuación en ambas películas le abrió la puerta para actuar en un gran número de películas eróticas, y llegó el día del año 2001 que  obtuvo un papel en la aclamada película de David Lynch Mulholland Drive.

Para conmemorar el 15 aniversario de ‘Showgirls’ se abrió la puerta a la producción de secuelas, precuelas u homenajes que restauraran el valor de la película, y entonces es cuando Rena vió su oportunidad, y curtida en calientes mundos cinematográficos escribió el guión aquí presente.

Pero Rena no es ni Paul ni David, y el homenaje inicial se traduce en una parodia que nadie odia, pero que conduce al espectador a un vomitivo lavado de cerebro.

¿Entonces para qué comentar esta película si se clasifica con el ano?. Entonces  hay que recordar, atención al dato, que la original ‘Showgirls’ fue en su momento una película maldita, maldita la gracia que le hizo a su director cuando leyó las críticas que destilaban odio, donde se afirmaba que era la peor película jamás exhibida, ‘un bodrio hilarante y delirante que se debería enseñar en las escuelas de cine como ejemplo de lo que NO debe hacerse una Película’.

La pobre Elizaberh Berkley, que debutaba como protagonista principal, cogió una depresión de caballo que la apartó lastimosamente de la senda de la gloria, en una lamentable antítesis de los logros de la protagonista de su película, y así terminó desapareciendo en las callejuelas de Hollywood.

Además el desastre económico estaba servido como el frío del destino, cuando en los cines solamente recaudó 38 millones de dólares cuando había costado 45.... menuda ruina.... pero.... cuando apareció el video se vendieron  miles de copias y se ganó más de 100 millones, por lo que al final el negocio no estuvo mal, y viene lo mejor.

Al pasar los años, los mismos críticos que la despeñaron en el río  Despeñaperros, se empeñaron en restablecer su valor como película de culto. Aducieron en sus nuevos comentarios que había aparecido antes de tiempo y que ahora sí, ahora sí se comprende lo que el director quería expresar, la vacuidad del vacío de las Vegas, la dialéctica entre el cuerpo- fetiche y el cuerpo-humano, el cuerpo imagen y la biología.

También hay que decirlo. El holandés Verhoeven  se expresó desde un contexto europeo que respecto la sexualidad y crítica social diverge en espacio tiempo del mundo americano, por lo que seguramente en el verano de 1995 se levantaron más ampollas que en una película X.

Por eso hablar de ‘Showgirls 2’ es más que una secuela, es  una apuesta de futuro que seguramente Rena Riffel nos agradecerá, y cuando esta actriz, modelo y cantante, directora de cine, sea aclamada por ésta, su obra maestra, nadie recordará que se pasó al cine softcore para mentes libidinosas participando en las películas de la productora Bound heat.

La productora Boundheat dedica sus películas al calentamiento global del planeta a base de excitar a los hombres y mujeres que lo habitan con sus mujeres atadas y aprisionadas. El lema de esta compañía que acompaña sus vídeos es: ‘Sumisión a la esclavitud sexual puede ser la única forma de escapar’ y siguiendo el motto aparecen esclavas lesbianas que son seducidas por Mistresses que las castigan y venden al mejor postor como juguetes sexuales.

Los látigos y latigazos conforman una sinfonía de perversiones que encadenan las fantasías y deseos expresados por Rena en su papel de oficial nazi de WW2 en ‘No Escape’ (2013). En esta película la sensual Rena aparece como una astuta y dominante oficial lesbiana cuya avaricia no conoce límites. En su prisión puede satisfacer sus deseos sádicos. Una joven inocente es atrapada y tratando de escapar descubre que para su supervivencia debe proporcionar servicios sexuales a todos, amigos y enemigos, y por supuesto doble ración para los enemigos.

Pero Alto!!!! No perdamos el Norte, que aquí se viene a comentar ‘Showgirls 2’ y de los campos de batalla de la Segunda Guerra Mundial volvemos a la Vegas. La película se filmó con muy bajo presupuesto, y aunque contó con la participación de algunos de los personajes secundarios de la primera película, las actuaciones parecen de aficionados. Al igual  que la filmación y montaje que adolece de efectos especiales, y los escenarios cutres hasta la médula.

De fondo un bosque, o la oscuridad absoluta del estudio, y en su viaje en coche ni se mueve. O tamboién la oportunidad de aprovechar la visita a un museo del terror, ya que pasamos por allí lo filmamos para la película, muy en la línea de grandes directores como ED Wood o el mismísimo Jess Franco, si levantara la cabeza.

Seguramente Rena como guionista no ganaría ningún premio, y se dio el gusto de contar la experiencia de la joven stripper de Showgirls 15 años más tarde. Ya que por edad no podía ser de otra manera y por eso en su papel de MILFS está que se sale, con salero.

Si las críticas a la película original fueron duras, en este caso ni se dieron. porque pensaron que la película no merecía una crítica, para qué perder el tiempo en escribir sobre este bodrio de ‘mierda de rinoceronte’.

Aquí estamos, y ¿cómo es posible que en estos momentos alguien lo esté leyendo?. ¿Será la leyenda de la película más maldita de la historia? O será por los homenajes que se apunta en el plot a ‘Pretty Woman’ (1990), o ‘Mulhollan Drive’ (2001) porque los hay !!!

O quizás, porque en ‘mierda’ de esta película encontramos frases célebres de una filosofía ancestral que avalan la sabiduría de los santos, como por ejemplo cuando el joven le dice a Penny que ha confesado sus 37 ‘tacos’ con tacones altos:

"Las mujeres son como plátanos. Son más dulces cuando están maduras. Justo antes de que se marchiten. Pero tú, eres un plátano split. Con una cereza en la parte superior. Y nueces (que también se pude traducir en sentido figurado sexualmente como ‘cojones’)".

Por no decir nada sobre el baile que se inventa para ganar el concurso que se llama  ‘La Danza de los Genitales’, porque los genitales bailan, y las clases de ballet  con su ‘teutona’ profesora que en lugar de invadir la Galia se lía en la piscina.

En todo contexto podría resumir la criatura con un recuerdo a la última película de Jess Franco ‘Al Pereira vs. the Alligator Ladies’ (2012), ese gusto sencillo y sensual con toques amateurs donde se perdonan errores.

Y aunque la parte final de la película se reitera en filosofías y es difícil de digerir, las melenas rubias se funden y confunden con las protagonistas de Boundheat, en un programa doble a recomendar, y que pasen un feliz Verano (o Verculo si se miran esta película).


TRAILER



FOTOS























lunes, 19 de marzo de 2018

La Guerra Kree-Skrull


Los Vengadores: La Guerra Kree-Skrull

Editorial: Panini Comics
Colección: Marvel Gold

Edición Original: The Avengers (vol 1) del nº #89 (junio 1971) al nº #97 (marzo 1972)

Guión: Roy Thomas
Dibujo: Sal Buscema, John Buscema, Neal Adams

Entintado: Sam Grainger, Sal Buscema, George Roussos, Tom Palmer, Neil Adams, Alan Weiss
Color: Tom Mullin, Michael Kelleher, Will Glass, All Thumbs Creative

Comentarios

Todo un clásico a comentar, con Roy Thomas de guionista, siempre pasando lista a la lista de Stan Lee que empezaba y al final delegaba en cualquier colección. Esperando a explosionar en Conan, llegó a los vengadores y se le ocurrió que las razas extraterrestres del universo marvel deberían entrar en guerra.

La premisa ya venía de su trabajo con el capitán Marvel, personaje que utiliza como punto de partida de la complicada trama, que trama, valga la redundancia la Inteligencia Suprema de los Kree ya desde el primer capítulo en el número  89 de The Avengers en junio de 1971.

Del 89 al 97 se enredan las tuercas y aparecen todos, o casi, desde Anhihilus, los Cuatro Fantásticos, Los Inhumanos, Skrulls y Krees. Todo el Universo Marvel pendiente de una Guerra Galáctica donde la Tierra es el nudo gordiano.

Interesante el capítulo de la evolución involución del ser humano, así como el ‘Viaje al centro del Androide’ que emulando a Julio Verne desciende el Hombre Hormiga a reparar la Visión.



En cuanto a los artistas, el dibujo corre a cargo de los hermanos Buscema y Neil Adams, como siempre estilo marvel 100%.



Aunque deba incluir en este apartado al ilustrador  L. Espí que nos deleitó con sus versiones Vértice en sus vengadores publicados en España en 1972. Estos cómics de Vértice tienes su particular historia, y es curiosidad aparte del tebeo, ya que recortaron las planchas americanas para publicar un cómic tamaño casi cuartilla, ya me dirán ustedes porqué???





Comparando imágenes queda discutir si en color o blanco  y negro como gana el dibujo, en unos años donde la televisión tenía UHF!!!



Volviendo al guión, en medio de la tumultuosa galaxia, el eterno sidekick Jones acapara el protagonismo como nunca y se gana su razón de ser en un mundo de superhéroes. 


Y en este apartado debo destacar la premisa que Roy toca con su alma, la llegada de los superhéroes para ayudar a ganar la guerra salen de los cómics que un joven leyera en su juventud. El poder de la inocencia de sueños infantiles cuando disfrutábamos de verdad leyendo cómics.

No digo nada más por no introducir más spoilers, con una imagen que vale más que 1000 palabras, en el día de San José, y de todos los padres: Felicidades.




Enlaces


FOTOS




















sábado, 10 de marzo de 2018

Hellraiser Judgment


Director: Gary J. Tunnicliffe
Año: 2018
País: USA

Guión: Gary J. Tunnicliffe
Producción: Dimensions Films
Distribución: Lionsgate Films

Reparto

Damon Carney        ...        Sean Carter
Randy Wayne          ...         David Carter
Alexandra Harris     ...         Christine Egerton
Heather Langenkamp    ... Landlady
Paul T. Taylor           ...         Pinhead
Gary J. Tunnicliffe  ...         The Auditor
Rheagan Wallace   ...         Alison Carter
Helena Grace Donald   ...  Jophiel

Sinopsis

En el Infierno, encontramos a Pinhead de los Cenobites y al Auditor de la Inquisición Estigia que  están discutiendo cómo adaptar sus métodos de recolección de almas ahora que el avance de la tecnología humana está haciendo que las Configuraciones, puertas al Infierno, sean cada vez más obsoletas. Mientras, en la Tierra, tres detectives investigan a un asesino en serie apodado "The Preceptor", cuyos asesinatos se basan en los Diez Mandamientos.

Comentarios

Hellraiser: Judgment  es la décima entrega de la serie de películas Hellraiser creada por Clive Barker, y esta vez escrita y dirigida por el veterano artista de FX de la serie Gary J. Tunnicliffe, quien escribió la secuela anterior Revelations que no llegó a dirigir, ahora sí.

La calidad de las películas  Hellraiser ha ido decayendo a la vez que sus escuetos presupuestos bajo la necesidad de los productores de sacar al mercado, generalmente ‘direct to video’, hellraisers para no perder los derechos de la saga. Que por cierto han acabado vendiendo a Lionsgate por problemas  sexofinancieros.

‘Not problem’, los ávidos consumidores de cenobitas disfrutarán con la aparición de los nuevos personajes. Al frente de una inquietante Inquisición aparece el Auditor, con sus complementos para la función: el Asesor, el Carnicero, Jurado y Limpiadoras. Insisto, no hay problema, este terror con bases en el infierno tiene su público asegurada y mucho más.

Además, desde el principio se nos presenta con tintes identificativos  de la serie ‘saw’ tal que las víctimas perecen de forma horrible  por mecanismos que se sirven de su dolor para purgar sus pecados. En este sentido que el auditor utilice como tinta para la máquina de escribir la propia sangre de la víctima en un drenaje mortífero acentúa la sensación de ‘dejà vu’ de ‘saw’, esto lo he visto.

Y si contamos hasta siete, también revisita la película Seven (1995) de Fincher con su asesino de los pecados capitales perseguido por unos policías, porque se parece más a un thriller  de detectives que ochentera slasher.

Tunnicliffe le había pedido al actor Doug Bradley que regresara como el sacerdote infernal Pinhead, un pilar de la serie, pero se negó. El recién llegado Paul T. Taylor fue seleccionado después de impresionar a Tunnicliffe durante una audición. En cualquier caso Pinhead ya es un icono del universo  terror con sus clavos de Jesucristo en la cabeza que llega a pelearse con el ángel Jophiel y al final pagar las consecuencias… atención spoiler… como diablo caído en la tierra.

Décima de la serie tras 30 años de Hellraiser que no me decepciona, más bien me abre el apetito, sin ánimo de delito, merece mi atención y revisión desde el principio, en esta Horroerótica que conserva la review de todos los capítulos.

Así, con un poco a poco, hasta la ‘cajita sin cajones’ aparece y suenan las campanas del infierno y aparecen los cenobitas para disfrutar del evento, con un final prometedor en un sentido que insinuó, aunque incierto, ¿nos preparamos para la nueva serie de Netflix ?

 FOTOS













TRAILER PELÍCULA