jueves, 15 de diciembre de 2011

Halloween Zombie



Un remake no deja de ser una aventura mal resuelta. En este caso Rob Zombi hizo honor a su nombre y resucitó a un muerto viviente, al tiempo que Powers & Orona levantaron muy arriba las expectativas de los eXpectadoreX.

Rob Zombie es el nombre de combate de Robert Bartleh Cummings (12 de enero de 1965). De padres feriantes su deambular por el mundo lo llevó directo a la serie B y a la música, fundando en 1985 una banda de metal y groove llamada White Zombie, en homenaje a la película de 1932 protagonizada por Béla Lugosi.

Lo mejor para nuestro blog es que decidiera dedicarse al cine de Terror, aunque para realizar su primera película necesitara cuatro años, y al final se estrenó en el 2003: ‘La casa de los 1000 cadáveres’, con una estética peculiar de colores vivos, acción desenfundada, con el Capitán Spaulding y con su encantadora esposa Sheri Moon Zombie en el papelín de Baby.

No era suficiente, tenía material para más, mucho más, así que el 2005 sigue la historia con ‘Los Renegados del Diablo’. Ambos trabajos realmente cabrones con distorsiones y componentes gore que dan fe de la mismísima ‘Matanza de Texas’ (1974), con dos embriones.

Por todo ello no nos debe extrañar que sucumbiera a la llamada de Halloween, para dar su versión de los hechos, hablar del Origen y explayarse en la componente de perturbado emocional de Michael Myers que pueda llegar a justificar penas con glorias.

Rob Zombie no rodó con ‘Halloween: el Origen’ (2007) solamente un remake, deconstruyó la historia para recomponer los trozos de una forma distinta. En su nueva fórmula el personaje principal es el asesino de la Saga, como debía ser por aclamación del público, al que se define como un renegado psicópata por culpa de sus genes malditos: una madre prostituta, un padrastro zaparrastroso sacado de la mismísima casa de los 1000 cadáveres y una hermana ninfómana que al despertar con sus aventuras sexuales el trauma edípico del personaje le levanta la tapa de los sesos.

Explicando los orígenes se fundamenta la nueva estructura con explícitos conceptos psiquiátricos y de símbolos perdidos. Ahora el asesino tiene un sentido, hay una explicación psicopatológica de lo sucedido, mientras que en la original el asesino era la encarnación del mal en estado puro, el matar por matar sin alma ni sentido, orgía de violencia gratuita que despojaba al espectador de toda protección.

Sin obviar que el terror de la original supera con cruces la cuidada estética de esta última, debemos admitir que el motor que generó el éxito de la Saga se diluye en claroscuros de ‘Resplandor’ con hacha destrozando la garita del guarda en busca de su víctima inocente.

Este Halloween remake con precuela, dos en uno, incluso como secuela da salida a los halloweens de Carpenter que se habían enredado hasta perderse en el laberinto del Minotauro. Por ello la historia no puede permanecer ajena a los condicionantes de la Saga.

Como las caretas, componente comprometido del personaje que se mete de lleno con el malo de Latherface, más ‘Matanza de Texas’, al tiempo que la máscara de payaso, con su sonrisa pervertida, nos recuerda a ‘El Cuervo’. Unos personajes atormentados, asesino psicópata o víctima rediviva, entre cuyos extremos se mueve el nuevo M.M., que ya nada tiene que ver con el amorfo asesino sin alma de la primera película.

Y también fueron dos las películas Halloween Zombies, y la segunda ‘Halloween II’ (2009), más allá de cualquier duda razonable, para subir el santo al cielo. Ya en su primer plano se habla del símbolo del ‘Caballo Blanco’, enlazando con las imágenes perdidas en los créditos finales de la primera película, donde apenas uno recuerda la imagen del pequeño MM destruzando su caballo blanco de juguete…. Preludio y diluvio ¿???

Para desentrañar los símbolos lo mejor es hacer referencia al ‘Diccionario de Símbolos’ de Juan Eduardo Cirlot, que respecto al Caballo dice: Animal ctónico-funerario que en el plano biopsicológico simboliza los deseos exaltados, los instintos. Los antiguos rodios sacrificaban anualmente al sol una cuadriga con cuatro caballos que precipitaban en el mar. Soñar con un caballo blanco se consideraba presagio de Muerte.

No sólo es eso, en esta segunda parte, Halloween II (1997), se explicita más si cabe el cariz psicótico pervertido de la conexión de MM con su hermana, víctima inocente que se identifica y proyecta en los oscuros instintos de su cuchillo asesino.

La primera y la segunda parte se presentan y deben considerarse como unidad en una particular obra donde el director expone sus tesis y marca su propio y discutido estilo, quizás hasta demasiado por su descaro, mostrando nuevas líneas de desarrollo donde la carnalidad se abre camino. Zombie no puede evitar que MM llegué a expresar su sexualidad reprimida durante tantas películas, por lo que mientras asesina a la vecina amiga, también la viola con ansia y sangre.

Será por ese giro a lo divino que la saga no pudo escapar a la Parodia Porno, un degénero del cine que aprovechando el éxito de la película original introduce en el mercado una porno con ‘pecho y muslo’ del Pollo y la Polla de turno.

En la investigación debemos exponernos a la lujuria del visionando del objetivo, y a mayor sorpresa encontramos dos vídeos: ’Halloween: Parodia XXX Porn’ (2011) del director Jim Powers y ‘Official Halloween Parody’ (2011) de Gary Dean Orona… ‘no quieres caldo, dos tazas, y a caldo te quedas!!!!’

En principio se supone manía que un slashers se adaptaría fácilmente a una parodia porno, un género generado por Halloween de un psicópata que persigue y asesina a jóvenes adolescentes inocentes que hizo furor en los años 80 al combinar la violencia gratuita con las insinuaciones de sexo. El cuchillo cortando los juegos sexuales de las veladas orgías se podía entonces desarrollar como sexo puro y duro de depravados que se quedan a gusto.

Como la mayoría de las parodias porno el objetivo principal es mostrar las escenas de sexo explícito, mientras que el argumento circunstancial es un reclamo para rescatar al espectador de la monotonía propia del género. Si nos fijamos en las secuencias de sexo vemos que la ley de la acción se sigue a rajatabla: un primer intercambio de sexo oral donde la felación es protagonista como prolegómeno a la penetración vaginal o anal en sus características posturas: de frente, de lado, perruna y cabalgando, para finalizar con la eyaculación en la cara de la protagonista de amplia sonrisa.

El caso es que asesinatos y terror ciego quedan suspendidos a la vista de los jadeos espeluznantes de la protagonista.

Y como veo que esto va para largo, me tomo un descanso. Les prometo que si sobrevivo a las tres horas y media de parodia porno que me quedan por ver daré fe de las embestidas de las desvestidas artistas.

Alea Jacta Est



Enlaces










FOTOS








lunes, 12 de diciembre de 2011

Hellraiser Revelations


Una más NO importa. A eso juego con desespero que diría Pinhead, el siempre sempiterno protagonista de la Saga Hellraiser.

Voy a hablar de esta novena entrega que no es la Novena Sinfonía, si acaso es ‘sin Fo ni A’ !!! por lo que echamos en falta, y espero no dejarme nada en el tintero. Pero que dices, que con la tinta lo vas a ensuciar todo. No creo, esta película huele a muerto, mejor le damos una vuelta.

La verdad esperaba una nueva película que reabriera la herida de la Saga y no quedara reducida a simple título de videoclub, que ahora ya no será de videoclub, porque el otro día lo reformaron y ahora han puesto un puticlub. Lo que es la vida, con tanta crisis algunos se han cansado de tanta película y ahora las prefieren rubias a las puertas del Infierno.

La película empieza con la huida a México de Nico y Steven, dos adolescentes en busca de droga, sexo y más sexo, llegando a asesinar a una prostituta en el retrete… AGhhTTT ¡!!, será un spoiler por lo mal que huele?

Entonces aparece el vagabundo y les entrega la caja, la Maldita Caja de bombines, y resuelven el puzle, y aparecen los cenobitas. Donde está Doug Bradley ¿?? No, ahora el personaje es interpretado por Stephan, y lo encarna con garbo … espera que pongo el casting:

Steven Brand ... Dr. Ross Craven

Sanny Van Heteren ... Kate Bradley

Stephan Smith Collins ... Pinhead

Nick Eversman ... Steven Craven

Jolene Andersen ... Chatterer

Jay Gillespie ... Nico Bradley / Pseudo Pinhead

Tracey Fairaway ... Emma

Sebastien Roberts ... Peter Bradley

Adel Marie Ruiz ... Anna

Devon Sorvari ... Sarah Craven

Sue Ann Pien ... Sue Ann
 
La Odisea continua en la casa de los Bradley (un homenaje…je,je,je) con los padres de ambos llorando la desaparición de los chicos. Hasta que la hermana encuentra la Caja y abre la puerta del infierno, y claro, no se van a quedar fuera, entran los demonios.

El director Víctor García y el guionista Gary J. Tunnicliffe , no se han matado (dios los conserve por los siglos de los siglos) a la hora de confeccionar la película con todos los tópicos de la saga, así que es un buen momento para recordar:

Cuando le roba la piel, cuando abre la caja, cuando le destrozan la cara, las cadenas, los pinchos, las campanas …. Y se acabó ¡!!!

No digo nada más, que los efectos especiales están bien, y que todo seguidor de la Saga debe ver la Película por Obligación y por Devoción, porque nos va la marcha y nos gusta que siempre nos cuenten la misma historia.

Y recuerda que la letra con sangre entra, y con la Saga Hellraiser de sangre vamos sobrados, que no es una deuda es la prima Delicia,
 1 + de la serie hasta la proxy-ma !!!!

Enlaces






 

jueves, 17 de noviembre de 2011

Diario Íntimo de una NinfómaNA



‘Querida Ninfómana. No solamente no tienes ningún problema sino que tienes mucha suerte, eres de las pocas personas capaces de expresarse sexualmente sin tapujos ni falsos pudores, estoy seguro que tu pareja está encantado contigo y si te dice que no eres normal seguro que lo hace pensando que eres extraordinaria. ‘


De niño tengo vagos recuerdos de cuando era un vago y disfrutaba explicando mis visiones premonitorias a la gente. A la edad de 12 años sufrí un desafortunado accidente con la bicicleta y, de golpe y porrazo, perdí todas mis habilidades clarividentes. Ayer a las 12 del mediodía me di cuenta de que había recuperado la Consciencia, me acerqué al desván y recuperé las cartas del Tarot del fondo del baúl donde las había escondido mi madre.

Juan Eduardo Cirlot fue un gran poeta y reconocido crítico de arte de Barcelona, y también un gran cinéfilo para su tiempo. Cuando salía del cine después de una sesión doble, acompañado de sus dos hijas Lourdes y Victoria, gustaba de explicarles el significado de una película a partir del argumento de la otra y viceversa. Una forma surrealista de entender el mundo del cine, tal y como lo era su poesía de entonces.

Tras el visionado del ‘Diario íntimo de una Ninfómana’ (1973) de Jess Franco se me apareció el espíritu de Cirlot jugando con el Tarot de Thot, unas cartas creadas por obra y magia de Aleister Crowley que fueron pintadas por Fiedra Harris en 1944, y que muestran unos fantasmas eróticos acordes con su magia sexual de Thelema. En estas circunstancias, y con las manos en la masa, realicé la siguiente tirada y me propuse explicar el significado de la película con ayuda del Tarot :



En primer lugar aparece ‘La Rueda de la Fortuna’ que anuncia cambios, pero malos, muy Malos viendo la rueda como gira en medio de una vorágine de relámpagos. Interpretamos que el cocodrilo que asciende en busca de la esfinge es el depredador sexual que viola a la protagonista en el tiovivo, vaya si era vivo el tío que dejó sin flores a la joven, y al final se convirtió en una ninfómana galopante.


Una ninfomanía anunciada en la segunda carta, el arcano ‘Lujuria’, el caos en forma de mujer representando a Babalón cabalgando a la Bestia. Así deriva nuestro film entre sexo y drogas, en un viaje sin retorno hacia la autodestrucción acompañada por la Bestia de siete cabezas, que son las de un ángel, un santo (Jess Franco), un poeta, una adúltera (escenas lésbicas varias), un hombre audaz, un sátiro (la victima) y una serpiente-león.

Finalmente ‘La Torre’, el fuego consumidor y purificador que destruye, el trágico final que espera al sátiro pervertido que verá su Pene-Torre derretido, ante la mirada Justiciera del Ojo de Shiva que, según la leyenda, cuando se abra significará el fin del Universo.

La ninfomanía, o furor uterino divino, es la manía de las ninfas que hace felices a muchos hombres y que se considera como un trastorno psicológico exclusivamente femenino caracterizado por una libido muy activa y una obsesión con el sexo. En los hombres este transtorno ligado a la hipersexualidad se llama satiriasis y a quien lo padece se le denominaba sátiro.

Se estima que hasta el 6% de la población padece estas alteraciones de comportaMIENTO, y que sólo el 2% de los afectados son mujeres, aunque establecer el umbral que determina su estado resulta complicado, puesto que el deseo sexual de una persona varía considerablemente, y lo que una persona consideraría como deseo sexual normal podría ser entendido por otros como excesivo y por otros como excesivamente depresivo.

Además la hipersexualidad se puede manifestar en individuos sanos por cortos periodos de tiempo en que la testosterona presenta máximos niveles, o sencillamente por transtornos bipolares de manía sexual que el individuo padece en la soledad de su casa.

En cualquier caso el problema de la ninfomanía va ligado a conceptos socioculturales que veneran al santo varón ligón de alta actividad sexual y penalizan a las mujeres atractivas fáciles de amar, conforme un error consentido del universo en que ser sátiro será normal y ninfómana paranormal.

En las películas reseñadas en el post anterior aparecen tres tristes mujeres con síntomas de ninfomanía que sería alegría de propios y extraños. Pero NO !!, en la cinta de Max Pécas la protagonista despierta al deseo y se entrega a su nueva sexualidad con masturbaciones que acaban en orgías. Mientras que el novio no consiente en seguir la estela marinera de la novia (hablamos de los 70!!!) y de pronto la acción se centra en el sentimiento de culpa de la joven que llegará a encomendarse a un psiquiatra y a la iglesia (válgame Dios) y al fin del fin redime su ninfomanía por amor al Doctor.

En el caso de‘Diario de una ninfómana’ se trata de la adaptación cinematográfica de la autobiografía de la novelista Valérie Tasso, por lo que se presupone se ajusta más a la realidad. Una realidad que apenas vemos cuando una mujer atractiva con estudios universitarios y una situación económica acomodada, busca en la prostitución una salida a sus instintos salidos, convirtiendo el sexo en una droga que la hará sufrir.

Frases de Val como ‘sólo me quieren para follar y esto me gusta…. pero me duele’

o oh!! o

 ‘cuando follo contigo se me aparece el secreto de la Existencia, pero entonces en pleno éxtasis desaparece’

resumen los constantes contrastes que acaban con la clave moralizante de la palabra Amor.

En la cinta de Jess el protagonista vuelve a ser el doctor, ahora con Howard Vernon que, BofeTón Incluido, trata a la chica pervertida a la que pega para que pague su peaje emocional, y una vez más poder comprobar cómo las ninfómanas son jóvenes y guapas mientras que los sátiros son gordos y feos.

Después de haber roto las estructuras rígidas y pasar por el angustioso período que representó ‘La Torre’, llegan la paz y la esperanza en una de las cartas más bellas del mazo, y que Otorga a Todos su Buena Suerte…

La Estrella.

Enlace y Fotos de las Películas....

Ninfomanías y sus Diarios……







domingo, 9 de octubre de 2011

El Capitán Trueno


Hace una semana que vi la película del Capitán América, y ayer viví la aventura del Capitán Trueno. De una Americanada a una Españolada: Cuál es la diferencia????

Tristemente he de decir que ganaron los personajes de Stann Lee a los de Víctor Mora. Sin duda los superhéroes de mallas resultaron más creíbles que los cruzados en tierras de España. Porqué será que el cine de Hollywood da tres pares de vueltas a las producciones españolas… será por unos diálogos que no casan con la gravedad de la contienda ¿?¿? será por un guión plagado de incongruencias extrañas ¿¿?¿

El Proyecto del Capitán Trueno hacía tiempo que se gestaba, y ya en el 2000 se anunciaba la adaptación a la gran pantalla en manos del prestigioso director Juanma Bajo Ulloa, que después pasó a Daniel Calparsoro y ya veía a Joel Joan de Capitán y a Elsa Pataky de Sigrid, para finalmente concretarse en este 2011 con el director Antonio Hernández y los protagonistas Sergio Peris Mencheta y Natasha Yarovenko (que no debía haber abandonado su Habitación en Roma!!!!).

Cuando Víctor Mora vea cómo se desarrolla la película pensará en qué pensaba el guionista Pau Vergara para organizar semejante embrollo, vaya rollo. Para empezar Sigrid tenía que ser más rubia, no le hacía falta hablar y podía enseñar, quedaba mejor como vikinga más erótica y  muda. Y el viejo que se muere, el que entrega el cáliz al capitán…. Mirar el dibujo…..



Pues en la película parece mucho más vivo, y va maquillado, pero no me lo creo… este es el problema principal de la película: en lugar de in-creíble es no-creíble.

Después aparece un grupo de ‘elegidos’ para acompañar al Capitán, pero no se desarrollan los personajes y cuando al final todos mueren, para qué tanta presentación. El malo de la película… pues realmente es malo de verdad (tu ya me entiendes), aunque el esbirro si hace un buen papel. Y Crispín… pillín, a qué viene una subtrama de relación amorosa con una campesina si no da tiempo ni a presentar la buena, la de Trueno y Sigrid, y además no toca!!!!

La idea de mezclar hechicería con las aventuras en la Edad Media son claramente concesiones a Conan El Bárbaro, pero aquí no te crees nada, parece de risa, y la hechicera lo intenta pero no nos embruja… ja , ja , ja …. Hacía falta semejante desastre ??? Si solamente siguiendo cualquiera de las historias de Víctor Mora la cosa ya funcionaba. Y al final dicen: Continuará…. A no ser que ya tengan hecha le película, y todo y que se va a vender, no me lo puedo creer.

Por otra parte Sergio Peris, Manuel Martinez y Adrián Lamana cumplen con sus personajes principales de Trueno, Goliat y Crispín, qué más puedo decir, ellos solos no pueden mejorar la película, cuando un capítulo de la serie de Televisión de ‘Águila Roja’ me parece por momentos mucho mejor.

Para ser ecuánime debo decir que adaptar un cómic al cine es mucho más difícil que adaptar una novela, ya que nuestra visión de las situaciones y de los personajes es más exhaustiva, y además cabe considerar que la adaptación al cine resume en 120 minutos lo que sin duda necesita de varias horas: presentar, desarrollar y acción y conmoción es difícil de llevar con emoción.

Aunque quizás lo más bonito ha sido volver a revolver los tebeos de la buhardilla. Allí aparecieron los Capitán Trueno Color, escondidos bajo el peso de los Vengadores, la Masa y el Hombre de Hierro, dando testimonio de la mayor obra gráfica del cómic español que nos ofrecieron Víctor Mora (guionista) y Ambrós en sus dibujos.

 

Recuerdo que cada semana esperaba impaciente el nuevo número del Capitán Trueno, y ya me lo guardaban en el kiosco de la esquina, pero lo dejé en el número 100, quizás porqué me hice mayor y aparecieron nuevos intereses…. Así que os dejo, me quedan 197 números para leer y al fin del fin, después de tantos años, saber cómo ACABA YA.


Portado del nº 1 del Capitán Trueno Color (1969)









 




lunes, 3 de octubre de 2011

Je Brûle de ParTouT



‘¿Hago películas para los maníacos y obsesos sexuales ? Pues tanto mejor, yo soy un maníaco y obseso sexual, y estoy muy contento de serlo’


Se acabó el verANO con los traseros rosados de una sex star francesa llamada Brigitte Lahaie y de una portuguesa Susan Hemingway, que se deleitaba en su iniciación al hardcore a manos del irreductible director Jess Franco.

Tempus Fugit entrelazado recordaba el nacimiento de ‘Horroerótica’, aquellos años, con la inocente intención de expresar para compartir la íntima experiencia cinéfila sobre este director de películas para no vivir. Y para recordar, también, a otros franquianos decididos a tal fin, como Víctor Barón y Álex Mendívil, y sus maravillosos escritos en ‘Memorias del Tío Jess’ y el ‘Franconomicón’, a los cuales rindo sincero homenaje desde estas humildes palabras.

Rizando el rizo y con la tercera lectura del ‘Jesús Franco’ (2011) de Carlos Aguilar ( a la 3ª va la vencida???), pude leer determinantes definiciones como: ‘exhibe una trama nimia que discurre de forma asmática en un conjunto amorfo y tedioso’, y concluir con las mismísimas palabras Jess del inicio de este post…. ‘y estoy muy contento de serlo!!!!’, así que vamos con la película.

Cuando Jess Franco finaliza su relación con Dietrich vuelve con De Neslé para rodar tres películas salidas de tono en 1978, las tres a la vez y en Portugal. Se trata de ‘Elles Font Tout’ y ‘Cocktail Special’ dirigidas por Clifford Brown y ‘Je Brûle de Partout’ dirigida con un nuevo pseudónimo Jacques Garcia, y es que 3 Bronwyn eran demasiados.

Recuerdo ‘Elles Font tout’ como una comedia hotelera de tres parejas que se encuentran para disfrutar sin cuidado del sexo desaforado, y que de pronto aparece Nini, Lina romay, para una ‘rrebollushyon’ (me dijeron que era la palabra con más faltas de ortografía de la ‘Izthorya’) en ese Hotel de los Líos.

También recuerdo ‘Cocktail Special’, una película donde Jess vuelve sobre el tema de ‘Eugenie’ (1969) con un puntillo hardcore. En este caso Eugenie es invitada a una fiesta donde los exóticos esclavos de Martine preparan un cóctel a base de ron, orina y esperma (para que luego digan que mi caipiriña sabe a rayos !!!). Con tan suculento mejunje se prepara una orgía con alegría, donde todos van con máscaras para festejar de incognito, y con la mala intención de preparar un encuentro incestuoso sorpresa .

De estas ya hemos hablado ampliamente en otros post, así que faltaba la otra, esta Brunilda que se quema como pedazzo de pizza en la pradera, ‘Je Brûle de Partout’.

La copia de la película era bastante desgastada y oscura, y además en francés, lo que no ayudaba en nada a la coherencia del argumento. Un argumento que se ciñe al repertorio propio de Jess Franco, el que utiliza habitualmente para desarrollar su extensa filmografía. Se trata específicamente del argumento número ONCE que tanto gusta a los ciegos: chica joven es secuestrada y la venden a un burdel donde la drogan y la obligan a ejercer la prostitución, y para más morbo se incluye la variante incestuosa en la cual el padre descubre a la chica en pleno acto sexual al final.

Ciertamente así se desarrollan los dos finales: en ‘Je Brûle’ el padre salva a la hija y en ‘Cocktail’ el padre se beneficia a la hija con su beneplácito. De esta manera se define el carácter maníaco compulsivo del cine de Jess, y al rodar tres películas a la vez le es posible acabar mostrando finales alternativos. Un claro ejemplo de cómo Jess no puede dormir tranquilo hasta que plasma en imágenes todos los posibles desarrollos de su trama. Un drama que deviene trampa cuando sus películas estallan en varios remontajes, insertos, aciertos y desaciertos con las distintas versiones sus películas.

Aunque no todos los que participaron en la película acabaron satisfechos de ella. La protagonista Brigitte Lahaie cuenta en sus memorias:

‘En 1978 pasé seis días en Portugal rodando una película porno con Jess Franco. Este director no era especialmente original, le faltaba inspiración pero se creía un regalo de Dios para el mundo del Cine. Que se le va a hacer, un porno tampoco pretende ser una obra maestra, pero al cabo de los seis días Franco me preguntó si quería quedarme tres días más para rodar una película ‘supermegamaxihardcore’, para ayudar a cubrir los gastos de producción. Yo rehusé, naturalmente, no quería rodar una película ‘supermegamaxihardcore’ en tres días, me asustó la idea convertir mi puerta del amor en un callejón sin salida.’

(Nota: Sobre Brigitte Lahaie y su obra más descarada pueden visitar ‘La Sombra de Sirio B’, pero aviso a navegantes: NO apto para personas sensibles y ToTalmenTE prohibido a menores de 18 años)

Sin embargo ‘Je Brûle’ se deja llevar a la universalidad gracias a la escasez de diálogos y las largas secuencias de cuerpos desnudos revolcándose sin piedad practicando el sexo real sin imaginarios complejos. En este sentido resulta una premonición de su futura ‘experiencia audiovisual’ llevada a término en ‘Paula Paula’ (2010) y su terminal filosofía cinéfila: no hace falta argumento, tan sólo un momento de sus bocas, pechos y sexos perdidos en el espacio-tiempo.

Por eso no es tan solo una película, es un mensaje como masaje, es una danza y es una meditación. Es un trato que trata con tacto el contacto más íntimo, profundo y tierno entre dos seres humanos. Es una conexión total de cuerpo y corazón en profunda comunicación no verbal.

Comunicando con la respiración y la piel, durante una hora y media, en ausencia de intención y en plena consciencia y escucha, con movimientos lentos, continuos y esféricos que cubren todo el cuerpo de la persona que recibe.

Deviene un toque consciente y amoroso que ayuda al cuerpo a sentir sus verdaderas sensaciones y a percibir un estado de unión entre cuerpo y espíritu, aportando armonía, bienestar y equilibrio energético y regresando a la unidad y a la esencia del Ser.

Así Sea, y que nosotros lo Veamos… en cualquier caso y acaso dejo aquí debajo un enlace a Four Minutes de Je brûle de partout, para que no se olviden Nunca Jamás de Susan Hemin(guay) y BrigiTTe LahaIE.



Enlace Descarga Directa (+18)



lunes, 19 de septiembre de 2011

Amanda


Follie di notte



Director: Joe D’Amato


Año: 1978


País: Italia




Cuándo y cómo se conocieron Dalí y D’ Amato ???



Dicen que para burlar la censura y poder mostrar entre pecho y espalda no sólo sexo, Bruno Mattei y Joe D’Amato decidieron filmar documentales. Vaya documentales !! Bajo el pretexto de presentar unos documentos de interés estrictamente antropológico para descubrir los variopintos comportamientos sociales a lo largo y ancho de este ‘perro’ Mundo, aprovecharon la ocasión para mostrar escenas explícitas de los espectáculos más hard que se pudieran ver o soñar en los night club de las ciudades más importantes del Planeta.

En las singulares escenas rodadas podemos ver secretos ritos satánicos, las más extrañas y divertidas perversiones, violaciones, incluso manifestaciones de zoofilia. Además, como postres de tan apetitosa comida, el castigo a unos adúlteros en una de las tribus perdidas de la selva brasileña, con la castración explícita del hombre y la violación implícita con una estaca de la mujer.



En realidad deberíamos hablar de una serie de cuatro películas ‘documentales’ que giran sobre los mismos temas, y aunque decían que se investigó en Todo el Mundo, parece ser que todo el material se rodó en Roma, eso sí, intercalando imágenes de archivo de cuando pasaron sus vacaciones los directores en ciudades como Ámsterdam, París, Londres, New York , Las Vegas , y Madrid.



D’Amato filma ‘Follie di notte’ en 1978, eligiendo como presentadora a la enigmática cantante Amanda Lear. La película empieza con la actuación de la mismísima Amanda cantando su ‘Follow me’ para dar paso a la representación de una misa satánica, con la particularidad de que los participantes celebran la misa (en scenne) con un acto homosexual de acoplamiento múltiple en cadena al son de ‘Paquito el Chocolatero’. Ver para NO creer.



Las siguientes escenas resultan más sensatas, si quieren, con una visita a las Vegas y el sorteo de una chica-cabrita a la que dan por el agujerito, en Río de Janeiro me río con más de lo mismo y en Roma se entrevista con vistas a la madame de un burdel de alto standing, pueden pues imaginar la degradación sadomasoquista hasta la vista.



Mientras Amanda da a Amato el toque distinguido que precisa su película.



Amanda, qué es lo que queda tras la Muerte ???? …. La Calavera, y Amanda Lear tenía una buena Calavera, y un físico ambiguo espectacular de química andrógina que fascinaron a Salvador Dalí en 1965. Será por Ello, o No será, que una modelo que se ganaba la vida y por ser amiga de la compañera de un Rolling Stone pasó a formar parte de la corte de freaks de Salvador Dalí.



Dalí, en invierno y al abrigo de Gala, siempre padeció de una sexualidad deprimente y deprimida que se complacía con sus experiencias especiales de mirón patológico, creando coreografías sexuales con sus jóvenes seguidores que se sometían deseosos a todos sus caprichos de voyeur . En este ambiente Amanda era todo un capricho, un cucurucho de nata reconocido travesti con fama de lesbiana que sedujo al genial surrealista.



Amanda Lear se aprovechó de su misterio transexual y de su conocida relación con Dalí para promocionarse en el mundo de la música y de la noche. Podemos discutir la fama de tan afanada artista, pero Amanda fue pintada totalmente desnuda, y el mismísimo Dalí beso y acarició sus pies con delirio fetichista. Dalí nunca dijo NADA, porque el que nada no se ahoga, pero cuando la calificaba de ángel de algún modo reconocía su carácter hermafrodita y maldita, la gracia, de un ángel que cantaba al diablo en su famosa canción ‘Follow me’, en catalán ‘Folla me’.



La relación entre Dalí y Amanda llegó a su punto culminante con el ‘Tarot Dalí’. Producto de ese ambiente frívolo en que ambos vivían, frecuentado por las perversiones eróticas, las supersticiones artísticas, la magia, brujería e incluso satanismo, nace un Tarot ampliamente difundido hoy en día entre los videntes, pero de escasa consideración y que pocos se atreven a usar.



El origen del Tarot Dalí se halla en la propuesta del productor de cine Broccoli que deseaba unas cartas del tarot para su próxima película de James Bond. Como siempre la demanda económica del pintor era exageradamente astronómica y fue desestimada, pero los bocetos y algunas ideas del proyecto quedaron en manos de Amanda Lear.



Amanda aprendió primero, en dos días, los significados de las cartas a partir fundamentalmente del Tarot Rider en su concepción de 1910. El Tarot Rider es la obra de Arthur Edward Waite, uno de los miembros más destacados de la Golden Dawn, y los dibujos fueron de Pamela Coleman Smith, una artista norteamericana, miembro como él de la Golden Dawn.



Después nuestra artista se dedicó a realizar unos collages con sus tijeras y una colección de sellos y libros de arte que le cedió Dalí, para finalmente el pintor dar unas pinceladas rápidas y simples, y estampar su firma que era realmente lo que daba valor y nombre a la baraja. No en vano Dalí siempre se vanagloriaba de destacar que cada vez que estampaba su firma en cualquier sitio miles de dólares caían en su cuenta.



A pesar de tan simple y singular participación de Dalí en su Tarot otros han sido los que han destacado el carácter universal de la baraja, quizás por el uso de conceptos esotéricos armados con imágenes específicas de la historia del arte, como pedazos de las obras de Hilliard, Williams, Crespi, Watteau, Berain y Coubet . Me pregunto cómo hubiera sido la baraja si en lugar de sus libros de arte le hubiera dejado a Amanda su colección de cómics de Mortadelo y Filemón.



De todos modos la alquimia y el ocultismo se confunden con el surrealismo del pintor ampurdanés, que víctima de sus propias visiones introduce símbolos extraños muy particulares, como los relojes blandos, el pan de Dalí y las muletas.



Tampoco se escapa en la baraja la demencia sexual que persiguió a Dalí toda su vida, y así, por ejemplo, en el arcano del Sol, junto a un león que representa la potencia sexual aparece un trazo rojo que simula un gran pene rojo amenazado por una cuchilla, o sea, el temor de Salvador a la castración.



Sin olvidar por momentos que Amanda podría haber sido Bárbara en manos de Dalí, dada la obsesión por el Rey del pintor de los bigotes, aunque esto es otra historia que se teje en otros universos siguiendo la estela del Tarot, o TaRrOT de Horroerótica……


Enlaces FOTO links





En fin, Amanda y Dalí, o Dalí y Amanda, son ambos los responsables de tan  espectacular y sincera, incluso siniestra, baraja de Tarot en que se basa la relación sui generis entre Dalí y Amato, y de rebote  el carácter porno holocaustico  de las escenas de ‘Follie di notte’.



jueves, 1 de septiembre de 2011

Sexorcismo



Esta noche me he despertado y estaba soñando que era un cantante y estaba a punto de subir al escenario para cantar una Ópera ¿?!?¿…. pero si yo nunca he cantado nada, y menos Ópera !!! Después me volví a dormir y me encontré con la prima Felicia que estudiaba francés, y me hizo una demostración….. Uff!!, menos mal, empezaba a estar preocupado.


Por la mañana, tras el café con leche y dos croissants de chocolate busqué en mi biblioteca oculta el Ritual de Exorcismo Católico Apostólico Romano:


‘Primero pido a Dios que, si hay alguien que le ha inducido al mal, le perdone; luego se procede a la aspersión del agua bendita, a la renuncia a Satanás, a la profesión de fe, a la lectura del Evangelio y a una invocación de todos los Santos. Por último pronuncio dos oraciones, una para pedirle a Dios que le libere y otra para ordenarle al espíritu maligno que abandone el cuerpo del poseso.’

Sin duda lo necesitaba tras una noche tan movida, pero también para el estudio de la película de Jess Franco ‘Sexorcismo’



‘El Sádico de Notre Dame’


Director: Jess Franco

Año: 1979

País: España




Reparto

Lina Romay ... Anne

Catherine Lafferière ... Martine

Jesus Franco ... Mathis Vogel

Nadine Pascal ... Rose

Monica Swinn ... Maria

Pierre Taylou ... Pierre de Franval

Roger Germanes ... Malou

France Nicolas ... La condesa

Olivier Mathot ... Inspector Tanner


Sinopsis

Un extraño y perturbado ex-sacerdote cree tener el don de visualizar los pecados ajenos y expulsar el demonio de los posesos. Siendo testigo de un rito satánico, decide actuar para exorcizar a algunos de los participantes infligiéndoles terribles torturas al estilo de la inquisición, llegando hasta la muerte de sus víctimas.


 
Comentarios

Pero yo no quería hablar de ‘El Sádico de Notre Dame’ (1979), una película que básicamente es una versión extendida de ‘Exorcismo’ (1974) destinada al cine S español que nacía en aquella época, bien que se considera otra película con media hora nueva de metraje, diferente doblaje y nueva banda sonora.

Quería hablar de ‘Sexorcismo’ de 1975. Se trata del remontaje con escenas porno de la original ‘Exorcismo’ de 1974, un título que aspira y se inspira en ‘El Exorcista ’ (1973) de William Friedkin, que se atrevió a filmar uno de los best sellers más polémicos de la literatura estadounidense basada en un suceso real que se produjo en 1949 en Maryland, y que supone el tercer caso de posesión demoníaca admitido por la Iglesia en toda la historia.

‘El Exorcista’ obtuvo un horrible éxito que supuso la trasformación radical del cine de terror. Con sus efectos visuales y vómitos especiales de cabezas de tornillo marcó un hito que como rito cinematográficos abrió el camino a otros títulos como ‘La semilla del Diablo’ o ‘La Profecía’, hasta sus últimas consecuencias con un hardcore como ‘Sexorcismo’, una versión poco conocida, y por muchos desconocida, y también una versión que guarda el mayor de los secretos de la vida de Jess en sus entrañas.

En primer lugar observamos como el personaje encarnado por Jess, Voguel, es un exseminarista atrapado en la perversión del celibato que se desahoga escribiendo historias eróticas explicitando sus propias demencias. Estas historias las presenta cada semana a un editor llamado Raymond Franval y al final nunca se publican. Paradójicamente Jess había escrito de joven novelas del oeste con el pseudónimo David Khunne, y con este mismo nombre aparece en los créditos de la película.

De alguna manera realidad y ficción se funden y confunden, incluso en la tormentosa relación que mantenía Jess con su productor que se reflejaría en la relación de Voguel y Franval, más si cabe cuando las escenas se rodaron en las oficinas de Eurociné de París.

Entonces resulta todavía más retorcido cuando una parte de los insertos porno están protagonizados por Lina Romay, en su papel de secretaria del editor, y el editor Franval (que no deja de recordarnos machaconamente al personaje de las adaptaciones de Sade), haciendo el amor con calcetines, en un evidente fetichismo invertido que disgusta al espectador.

Claro que lo más llamativo de estos insertos porno es Jess haciendo los horrores con su diálogo abierto con el sexo femenino de Romay, y con su propio sexo al descubierto en una aventura de ‘final feliz’.

Respecto a estos insertos porno no podía faltar un ‘fellatiocunnilinguis’ especialidad de la casa, pero sí podían sobrar los tres insertos sin sentido de follo con fatatas que corta la brillante escena que sobreviene a la orgía, cuando en el dormitorio Mónica Swinn humilla al conde, y con una música que por momentos parece una marcha fúnebre, que lo es.

El mismísimo Jess rodó las escenas hardcore extras, considerando que había visto como en otras ocasiones los insertos de otros despedazaban sus películas al reemplazar escenas vitales para entender el desarrollo de la acción. Es más, siendo el protagonista de su película se lo tomó tan a pecho que parece ser actuó el mismo en los insertos porno con Lina Romay. Y es en este punto que la relación del director con la actriz traspasó los límites hacia una relación a tres bandas de la cual nadie pudo escapar, y que al final determinó el futuro de la pareja de todos conocida.

Sin embargo, tales conjeturas aparecieron como atrapasueños que debía aclarar con un especialista en la materia, el escritor Carlos Aguilar, que colaboró con Jess filmando en Alicante y las Islas Canarias varias películas de la serie filipinas y de Bankok en 1985, y pudo comprobar en propio cuerpo su admiración con sufrido conocimiento de causa del genio congénito. Ade+ este año ha publicado en la colección de cine de Cátedra el más ilustrativo y significativo libro sobre la vida y obra de Jesús Franco titulado ‘Jesús Franco’, para qué más y digo sigamos las palabras.

‘Hola Carlos, en estos momentos estoy dando vueltas a sobre la película ‘Sexorcismo’ de Jess Franco, y dado tus grandes conocimientos al respecto me gustaría conocer tu opinión. Por ejemplo cuentas que en esta película Franco se identifica plenamente con su personaje, ¿consideras que trata de redimirse de su peculiar carácter?

Pues no sé muy bien qué añadir a lo que viene en el libro, pero con mucho gusto lo intentaré. Respecto a la primera pregunta diría que la identificación de Jesús con su personaje funciona a varias bandas, que son las que desglosé en el libro. Su matrimonio con Nicole había empezado a decaer en los años previos.

Entonces, ¿hasta qué punto esta película pudo ser el inicio sentimental de Jess y Lina que se concretaría con su escapada un año después? La relación de Jesús y Lina empezó un poco antes, en una especie de rarísimo manage a trois con el marido de ella. Luego, al inicio de la etapa suiza, mandaron a Ardid a freír espárragos.

Ya que hablas de Ramón Ardid, el marido de Lina en aquellos momentos, en los escenas porno de Sexorcismo aparece Jess o se trata de Lina y Ardid ¿? No me acuerdo exactamente, pero estoy casi seguro de que en los insertos porno salía Ardid y no Jesús.

Podría explicar muchas anécdotas. ¿Anécdotas? Uff, son a cada cual más sórdida... Y encima mucha gente dice que me pasé en el libro ¡!. Si hubiera contado todo lo que sé, me han dicho gente de fiar, que nos habríamos enterado "de lo que vale un peine".’

Cuidad con el Peine, que nos vamos a quedar Calvos, si acaso la gomina cubra nuestras cabezas con su agradable sonrisa.


 

FOTOS









jueves, 25 de agosto de 2011

Furia en el Trópico



‘Bueno les comento de que se trata porque realmente es una película que me gusto bastante, la historia comienza en un prostíbulo de un pueblito donde aparece un guardia borracho que trabaja en una cárcel de mujeres allí cercana y se enamora de una prostituta, Lina Romay.’

 
Director: Jess Franco

Año: 1983

País: España

También llamado ‘Mujeres Acorraladas’ explicitando más si cabe su desarrollo como una tragicomedia WIP, o sea, de Mujeres en una Prisión, siguiendo la estela de la revelación de su proteica ‘99 mujeres’. También hay una versión inspirada en las 69 mujeres que se reeditó con insertos porno dirigida al nuevo mercado de vídeos hardcore que se llamó ‘Orgasmo Perverso’, como un poema de amor en verso.

Como WIP reconocemos los parámetros básicos del género:

- Jóvenes inocentes atrapadas en una prisión. En este caso dos prostitutas que habían perdido la inocencia en un burdo burdel.

- Una sádica carcelera que las tortura sin piedad, cuyo papel higiénico ha perdido el genio de Mercedes McCambridge o de la inigualable Dyanne Thorne en Ilsa

- Un gobernador que se beneficia a las inocentes presas. Aquí sí que hemos de destacar el grandioso talento, en todos los sentidos, del barbudo Ricardo Palacios que borda de bodrio cavernoso su grotesco personaje.

- Las presas se escapan para volver a caer sin excusas en manos de sus carceleros. Pero en este caso son salvadas in extremis por el enamorado sargento que mata a todos los demás.

Terrible mezcla de amores en una prisión del infierno con diálogos delirantes que firma el propio Jess en un guión sin sorpresas que sin ofender puede llegar a aburrir al espectador.

Por destacar indicar que se trata de un ejemplo más de la dura química entre los elementales Lina Romay y Antonio Mayans (Robert Foster), cuyos enlaces iónicos caracterizaron la obra de Jess en aquellos años, y que deberemos volver a nominar en ‘Botas negras , látigo de cuero’ (1982) y ‘Los blues de la Calle Pop’(1983)…