viernes, 12 de septiembre de 2008

Blue Rita



La película Blue Rita (1976) empieza, como empiezan normalmente los films de Jess, con una escena de cabaret donde los cuerpos de mujer se contornean eróticamente para seducir al espectador. Más tarde una joven mujer negra y un maduro hombre blanco protagonizan una escena de ‘Blue Sex’ en una extraña habitación, ‘lust room’, con sillones y camas hinchables que me recuerda la habitación de la escena final de ‘2001 Una Odisea del espacio’. La mujer luce unas botas con infernales tacones (hell heels), y abandona la habitación para correr a lo largo del Sena. Mientras el hombre es hecho prisionero y sometido a tormento mediante pócimas que estimulan la líbido, o sea, que lo calientan para que explote.


Protagonizada por Pamela Stanford, que también protagonizó más tarde ‘Les Gardiens du penitencier’, Martine Flety , como Blue Rita, y los atractivos Olivier Mathot y Eric Falk, la historia se complica porque Rita trabaja para varias organizaciones criminales y es una frígida que trata de restaurar su apetito sexual con unas inyecciones en su vagina.


Por otra parte Eric Falk se bate en las calles contra unos gansters, seduce o es seducido por la chica y al final también acaba en las manos, o sus manos buscando sus, de Rita. El pobre Eric esta vez en lugar de guardián hace el papel de prisionero y es atormentado por las sensuales vistas entre humos y una extraña pintura verde que sin duda le costó de lavar.


Con las torturas esperan conseguir información y dinero, aunque de hecho es una circunstancia, McGuffin según Hitchcock, del argumento para presentarnos todo el espectáculo, como el de los amantes vistos a través de la pecera, con un inocente pececito de húmedo espectador, o una joven colegiala tipo Pippi Calzaslargas seduciendo la estatua de un joven griego desnudo. Esta es otra de las imágenes irrepetibles que podemos contemplar, y el final de tiros y correrías de Blue a pecho descubierto.


Por otra parte estas vacaciones también han servido para revisar y redescubrir la obra de Jean Rollin. Descubrí Jean Rollin con su ‘Castillo de las Vampiras’ en la increíble colección de DVDs :’Vamps’ que apareció en los kioscos durante el año 2003. Esta mítica colección reunió a los dos grandes genios de cine vampírico mundial, o sea, Jess y Jean, editando las siguientes películas: ‘Demoniak’, ‘El castillo de las vampiros’, ‘Réquiem por un vampiro’, ‘Sangre en la noche’, ‘Desnuda entre las tumbas’, ‘El amanecer de los vampiros’, ‘La reina de las vampiros’ y….. una película que marca época y de colaboración mutua: ‘Una virgen entre los muertos vivientes’.


Jean Rollin nació el 3 de noviembre de 1938 en Neuilly-sur-Seine (Paris) y ha dirigido muchas películas sobre vampiros de contenido erótico, llegando en su camino a la pornografía. En algún sentido sería el homólogo francés de Jess , y como él ha sido director, guionista, productor y hasta actor de sus propias películas.


Sus películas tienen claras influencias del expresionismo y del surrealismo, como Jess, aunque destacaría sus implicaciones metafísicas y su peculiar ritmo de desarrollo. Por otra parte Jess es más explícito en sus escenas de sexo y mucho más prolífico en su obra.



Y así hasta la eternidad.

4 comentarios:

franconomicon dijo...

Gracias por el apoyo y los comentarios! Espero que entre todos lleguemos muy lejos en este proyecto.
saludos!

carrots3 dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
carrots3 dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
carrots3 dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.