lunes, 3 de febrero de 2014

Nymphomaniac



Director: Lars von Trier
Año: 2013
País: Dinamarca

Guión: Lars von Trier
Duración: 1ª parte 117 minutos, 2ª parte 123 minutos y los extras 50 minutos que habrá que esperar.

Reparto Principal
Charlotte Gainsbourg   ...  Joe
Stellan Skarsgård   …….  Seligman
Stacy Martin   ………….  Young Joe
Shia LaBeouf   ..............  Jerôme
Christian Slater   ...........  Padre 

Sinopsis

Las película se estructura en 8 capítulos, y no está de más visitar la página web de esta creación (http://www.nymphomaniacthemovie.com/ ) , porque el márquetin es parte de la conmoción, una presentación llena de teasers  que golpean la lívido por las elipsis del contexto que nos envuelve en una elipse cuyo foco es el clítoris.

Comentarios

Vamos por partes, porque la película es larga, larga y larga como un día sin pan… quizás mejor decir un día sin salsa picante que poner a los ‘m’achos con queso, ya que de las Cinco horas con ‘Mario’ von Trier nos quitaron los 50 minutos más porno que las Sombras de Grey!!!!!

Claro de Luna que en el mainstream del cine actual no se podía pasar una escena (o más) de actores porno ante un público ardiente batiendo palmas, pero lo que han dejado es la parte teórica filosófica  con Descartes de escenas que castigan las paciencias del espectador.
Hasta los cojines del cine se rebelaron a la fría noche invernal cuando un viejo solterón llamado Seligman (que significa no sé qué… vean la peli) se encuentra en un callejón con salida  a la joven Joe malherida bajo la lluvia (y cantando que la viera, porque era un laberinto de Creta y el individuo venía de comprar la leche).

Se trata de Joe, una mujer de 50 años que se declara Ninfómana (claro… ahora entiendo el título de la película) y casi inconsciente se declara ‘mala persona’ porque está convencida que su ninfomanía ha hecho daño a alguien.

Seligman es un pensador, filósofo no declarado, que asumiendo su falta de sexualidad ve en aquella mujer su antónimo, y se anima en busca de sinónimos para justificar el furor uterino de la invitada. Porque Joe dice ser ninfómana  debido a su intenso deseo por el sexo que experimenta  desde su adolescencia y primeros auxilios con su amiga. Toda una vida en busca del placer, una vida llena de conflictos y turbias relaciones que ha llegado el momento de exponer encima la mesa, aunque más cómodo en la cama, que es donde pasa toda la película la protagonista tomando un caldo, dos tazas.

Tenemos pues a dos personas, una con ganas de hablar y la otra de escuchar y aprovechar para sacar a relucir todos sus conocimientos a lo largo y ancho de los miles de libros que ha leído. Porque la película se puede ver como un ‘cajón de sastre’ donde Sartre pudiera exponer su existencialismo furioso en busca del significado de la vida.

Entonces empieza la historia organizada en 8 capítulos, porque ‘888…888…888’ es el prefijo internacional de las líneas calientes.  Y en el primero hablan de la pesca del salmón, que como suponen es figurado que en el teaser ja se ve el culito rojo de la joven Joe atrayendo los moscones a su tesoro húmedo en los mingitorios  de un tren????

Pasa palabra, mejor hablamos de la parte donde Lars von Trier parte la pantalla en tres escenas siguiendo las pautas mostradas por Dalí en sus pinturas estereoscópicas, de forma que en cada ventana se alternan escenas de sexo con tres hombres diferentes en congruencia con las polifonías de Bach.

Salvador Dalí se refiere a sus pinturas estereoscópicas como la Santísima Trinidad, siendo el ojo derecho el Padre, el izquierdo el Hijo y el cerebro que fusiona el Espíritu Santo. En nuestra película se bombardea simultáneamente nuestro ‘Espíritu Santo’, mezclando el placer del polvo en diferentes proporciones con la violencia del polvo, …..  en un acto de amor ????
Porque sólo faltaba asociar los números de Fibonacci de la suma  ‘3 + 5’ (otra vez 888…) con el acto pornográfico que marcará la manía (por delante y por detrás) de la ninfa , y así con mil anécdotas que desgranan con gracia los segundos de la película mientras me subo por las paredes exclamando: ‘Eres (o Eros) un Genio !!!!?

Debe de serlo, porque la película inevitablemente es un ‘Trier’ con denominación de origen, con su fotografía y ‘nod’ de cámara buscando la realidad y sus melancolías. Toda una experiencia que sin duda se completará con la edición en DVD de lujo de la versión uncut y sus 50 minutos de carne y muy señor mío. Porque ya se avisa en la presentación del cine que se hace sin la participación del director, que seguro que cobra, pero como padre del engendro no acepta las malformaciones a que dieran lugar los cortes explícitos.

Tomen nota de los actores, Charlotte que repite más allá del anticristo y apenas desnuda (cut???) despacha su lujuria desde un envoltorio francamente marchito que no envilece los pensamientos del espectador, al contrario, más pena que gloria, pero una gran actriz a pesar de los moratones.

Stellan puede pasar desapercibido, salvo por la última escena que no describiré evitando spoilers  y volviendo a decir ‘que la vean’, porque al final no puedes evitar reconocer que has experimentado toda una friki experiencia de arroz con leche y ‘ya lo decía yo’ esto no puede acabar así.

Será que el tema está entre la Ninfa y la Manía, como la María, es una galleta dulce de huevos rotos. Y que Lars von Trier los tiene bien puestos, y agarrados los machos se atreve con un tema tabú que seduce la mirada masculina, quizás porque la creación hizo al hombre ávido y a la mujer decente, aunque consciente  de que aquí nadie es inocente.


NOTA:
Y recuerdo, por fin, que por ser uno de los temas preferidos de Jess Franco, la ninfomanía o furor uterino ya fue tratado en este bloc analizando varias películas que trataban sobre el tema, y curiosamente como la película, se revisó en dos partes:

Parte 2: ‘Diario íntimo de una ninfómana’ (http://horroerotica.blogspot.com.es/2011/11/diario-intimo-de-una-ninfomana.html

FOTOS













lunes, 23 de diciembre de 2013

Doriana GreY



Director: Jess Franco
País: Suiza
Año: 1976

Productor: Erwin C. Dietrich
Género: Horror con Sexo, al gusto del director y del productor, que en estos temas coincidían plenamente

Reparto

Lina Romay    ...        Doriana Grey  y  la Hermana Gemela de Doriana (Twin Sister)
Monica Swinn ...        La Periodista, más lista más sexy
Ramón Ardid  (Raymond Hardy)       ...        Ziros, que con arte reparte.
Peggy Markoff           Rubia con ganas de sexo
Martine Stedil ...        Novia de Ziros, también con ganas de sexo
Andrea Rigano           Nurse, que al final también con SEXO, porque aquí no se libra ni el                                      apuntador, ya que creo que el director también seguro y el productor quizás.

Comentarios

Doriana Grey es una aristócrata que vive sola en su castillo cerca del mar de Portugal, entre las nieblas de Lord Byron que invitó a Mary Shelley para escribir Frankenstein, aunque el origen de la presente historia no es esta vez el Marqués de Sade sino Oscar Wilde, en base a su novela ‘El Retrato de Dorian Gray’ (1890).

Jess Franco se plantea una vez más erotizar las versiones de los clásicos del horror con el transformismo del personaje principal (véase Drácula con Vampyros Lesbos), y así de Dorian pasamos a Doriana, y del espejo que refleja a Dorian a la hermana gemela que refleja a Doriana. En ambos casos el horror está servido porque el personaje nunca envejece, y por eso su mito debe ser estudiado por la Periodista que la visita para publicar en su revista femenina, acaso descubrir la eterna juventud no es el sueño de toda mujer ¿?¿?

En esta película luce desnuda  la eterna juventud de Lina Romay, tanto en su papel de Doriana, una frígida en busca del placer, como con la Twin Sister, una ninfómana encerrada en el manicomio que place su placer sin parar. No sabría decir en cuál de los dos papeles regresa mejor, ya que seria y sensual es normal, pero cuando se arquea y grita como una loca mostrando sexo es natural.

Esta película es representativa activa del periodo que va  de 1975 a 1977 donde Jess Franco realizó aproximadamente, y contando canciones y dobles versiones, unas quince con Erwin C. Dietrich y su productora Elite Films entre Suiza y Portugal. La frenética actividad de rodaje es compartida por un cercano grupo de actores que se repiten en repartos compartiendo desnudos en campos próximos al softcore y hard, como Peggy, Martine y Swin, y en especial el matrimonio de Lina Romay y Ramón Ardid. 

Esta etapa suiza empieza con Frauengefangnis (1975) (tb. Barbed wire Dolls), Downtown (1975) , Doriana Gray (1975) (tb. La Marquesa de Sade), Rolls-Royce Baby (1975) y Die Slakvinnen (1975) (tb. Swedish Nynpho Slaves). Sigue con Jack  the Ripper (1976), Cartas de Amor a una monja Portuguesa (1976), Mädchen (1976), Greta (1976), Love Camp (1976) (tb. Mujeres en el campo de concentración del amor), Aberraciones sexuales de una rubia caliente (1977), Las diosas del Porno (1977), Frauen Ohne (1977) (tb. Wicked Woman), Mádchen nach (1977), Frauen in Cell-Block 9 (1977) y Blue Rita (1977).

Bajos presupuestos y bajos instintos en el mainstream del Exploitation Europeo, donde Erwin y Jess pelearon con talento, nada lento, puesto que ambos rodaron sus propias películas precipitadamente como dementes en busca del sexo perdido, o quizás robado de los dioses, que en su desnudez dejaron a los hombres preñados de cine del Amor con el Autor mostrando primeros planos explícitos.

Doriana Gray, sin ser una de las obras de arte de Jess, si marca un punto y aparte en su vida íntima. Dietrich estaba tan contento con el trabajo de Jess que como premio le permitió dibujar en la pantalla una de sus obsesiones surrealistas poco realistas con los gustos del público. Entonces Franco improvisa un argumento entorno a la pintura de Dorian Grey centrando los colores en su nueva musa Lina Romay, por entonces casada con el pincel de Ramón Ardid, el ayudante de fotografía en sus primeros filmes que había acabado como actor de pelo en pecho cuando lo requería el guion.

La relación de Jess Franco con el matrimonio Ardid &Lina Romay es oscura y retorcida, un threesome de ménage à trois donde los sentidos derivan en sentimientos encontrados que explotan en la pantalla. El director tiene su nueva musa Lina Romay delante de la cámara, y  a la vista de todos la visita en todos sus rincones, el cuerpo, su cuerpo que deleita al público con primerísimos planos de pubis y abierta la vagina imagina.

De pronto la relación cede a la pasión, consentida o decidida, es un tornado obsceno que debe mostrar. El sexo en Female Vampire (1973) era enigmático y oscuro como Doriana, pero ahora aparece furioso al Otro Lado del Espejo, cuando filma con la locura de la Twin Sister el sexo iluminado y explícito.

Es más, en la versión uncut, Ramón Ardid debe satisfacer a su novia, una Martine que desnuda se atreve a besar su pene con pena, mientras que cuando lo hace con Doriana el sexo se hace duro y las prácticas íntimas con Lina Romay terminan en un final feliz sin paliativos. Mirón y exhibicionista, candaulismo no se sabe si del amante o del marido, una película dentro de la película con miradas que traspasan el alma y cuerpos que se atraen gravitatoriamente hacia un agujero negro reconocido.

Era inevitable, y así lo explica Alain Petit: los fondos empiezan a faltar y Jesús debe volver a Italia para recaudar y poder volver a rodar. Se lleva a Lina Romay en una escapada de la que nunca más se escapará. La musa se convierte en fiel compañera y se fugan a un pueblecito suizo para vivir su particular luna sangrienta con miel.

Mientras, el equipo espera en Montpelier al maestro, los del hotel quieren cobrar, no hay dinero, Dietrich va al rescate y se queda con los 60 minutos rodados de una más no acabada, y espera que los amantes retornen a la realidad y pueda acabar su ciclo suizo.

En fin, hacía tiempo que la tenía en el tintero y espero que la podáis disfrutar. Un nuevo homenaje a dos personas que hicieron del cine su vida y una vida de cine vivida a tope, sin concesiones ni dobles morales que podamos pesar con la pluma de Maat.

No hay fotos porque son colores subidos de  tono que pueden ofender la sensibilidad, aunque los rosados son un encanto, el encanto del retrato de Doriana que se contagia como la gripe negra.

Si dejo fotos, porque podéis visitar la web del Pato Muerto (http://www.myduckisdead.org/ ) y buscar entre los enlaces la película en su apartado dedicado a Jess Franco (http://www.myduckisdead.org/search/label/Jess%20Franco ) donde encontrareis muchas de sus películas posteadas  y listas para sentencia.

Con la esperanza del que renace eternamente, 
Feliz Navidad  and Happy New Year 2014 !(?)!










domingo, 21 de julio de 2013

Las Diosas del Porno




 
El desnudo femenino como pulsión voluptuosa nace de una emoción más estética que erótica.

 

Director: Jess Franco

Año: 1977

País: Suiza

 

Guión: Erwin C. Dietrich, Jesús Franco


 

Las Diosas

Vicky Adams (Muriel Montosé)  ...  Inès

 Ada Tauler   ...  Susan

 Karine Gambier   ...  Olga

Los otros dioses ¿?

Jack Taylor   ...  Jack Haus

Vítor Mendes   ...  Dr. Barri

Comentarios

Desde Suiza con nata y café, damos fe que esta película es una magnífica representante a lo peor (o mejor Z) de la etapa de colaboración de Jess Franco con el productor suizo Erwin  C. Dietrich entre los años 1975 a 1977.


Una interesante simbiosis la de Jess y Dietrich que firmaban sus guiones como Manfred Gregor  en porcentajes variables y con la productora Elite Films hasta 15 películas, a destacar la cosecha del 1977 donde aparecen joyas tan rubias como:  ‘Aberraciones Sexuales de una Rubia Caliente’ y ‘Frauen sür Zellenblock 9’, que se debaten entre el Soft y el WIP con Karine Gambier en lujurioso sudor, neumático y ninfomático, entre rejas y apretones de un Software informático.

En ‘Las Diosas del Porno’ la trama se resume con Susan, que llega a Haití para vivir con su esposo y cónsul británico Jack, y es recibida por Inés, una extraña lesbiana que es de ama de llaves y ama del vudú en su isla. También sale Olga, una rubia lesbiana (otra? Sí, el cine de Jess tiende al lesbianismo tanto dentro como fuera de la jaula, hasta 99 lesbianas en un título) malhablada, supuesta hermana de Jack, liada con Jack, tocando los pechos de Susan y los power de Jack. Susan está preocupada por sufrir extrañas pesadillas donde participa en delirantes ceremonias vudú que culminan en extraños asesinatos. Lo que parecía una pesadilla la pilla por sorpresa y deviene  un evento de espías hasta un final carnicero como tal.

Ada Tauler es la novia inocente sometida al vudú, Karine Gambier es la ninfómana hermana  buscando sexo desesperadamente y Vicky Adams es la secretaria del marido que ejerce de diosa o sacerdotisa, atiza, de los ritos vudú. Las tres a pecho descubierto mostrando sus encantos hasta el fondo entre tambores de las azores.

Aquí tenemos a las tres reinas del porno. Las diosas del Porno ?????  que NO, no es porno, pero quién se escapa a tan atrevido título?  Las tres mozas valen su peso en OrO (o una misa en París), pero OjO, el título es engañoso y concupiscente disfuncional sin sentido. Sin duda sus  títulos Originales como ‘Voodoo Pasión’ o ‘Der Ruf der blonden Göttin’ (La llamada de la diosa rubia) responden más a la realidad de la cinta. Pero si estrenamos la película en España 1977 la clasificación ‘S’ obliga a poner unos determinados títulos, como por ejemplo: ‘Atraco a Sexo Armado’, ‘Orinioco Paraíso del Sexo’, ‘Porno Situación Límite’, ‘Orgía de Ninfómanas’…. En aquellos tiempos un título era todo un poema de intenciones que aSSeguraba la asistencia del público en busca de ‘Carne Fresca’…. y extensa filmografía de Jess.

Como suele pasar en la filmografía franquiana, la trama se reclama y años más tarde se reproduce la acción en ‘Mil Sexos tiene la Noche’ (1984) donde la protagonista es Lina Romay como La Gran Irina, que realiza con enorme éxito un número de telepatía en una sala de fiestas, y es llevada a la depravación y ser asesina por su novio Fabián mediante la Hipnosis. En este caso en lugar de vudú es obligada por hipnosis, a bien entender que el Macguffin depende del tiempo y el lugar.
Los minutos iniciales de la cinta son toda una declaración de intenciones que seguramente dejaron estupefactos a los espectadores que desconocían el trabajo de Jess. Tambores vudú repicando mientras en la playa nativos danzan desnudas mientras se  ríen a la cámara pensando: qué estamos haciendo aquí ???? Recordemos que en tiempos de censura perversa el mero sonido de los tambores era motivo de prohibición por las perversiones que sugerían tan impactantes ritmos.
Y no pueden faltar desnudas desde todos los ángulos y gran angular resaltando las partes,  desnudas y desnudos todos poseídos por los espíritus del vudú, religión o profanación de intenciones que se explica vagamente y da fe de esos misterios que favorecen la intriga de la acción. También aparece y desaparece el típico muñeco vudú lleno de agujas que es la forma más eficaz de martirizar y llegar a matar, marcando los tiempos de la acción en el guion.
Tampoco le demos mucha importancia al guion, porque Jess y Erwin lo tenían claro, entretener al público, y qué quiere el público… gente desnuda, bailando también, asesinatos y espías, pongamos a tres reinas del porno (que NO es porno, por una vez que escribo sobre algo decente vaya título!!!) y a rodar y rodar y rodar.
La película, como todas las de aquél memorable 1977, se cataloga como serie Z sin ánimo de lucro (estético se entiende). Rubias calientes, mujeres en un campo de concentración, torturas, rapes sin música y humillaciones varias  evitando el vestido y actuado con dos trapos y un vicio. En este sentido aplaudo su cine de barrio para un público fácil que sólo quiere mirar relajado la carne en ‘skin crawl’.
 
 
 

martes, 9 de julio de 2013

Joe Rock Superstar y 'El Rei del món'




‘Així  és com m’agradaria que comencés la meva historia.’

Director: Shaum Costello

Año: 1973

País: USA

Guión: Shaum Costello


Post dedicado a Salvador y sus libros (sin olvidar a la sufridora que lo aguanta en casa), bloguero amigo de premio para visitar SioSi en http://bloguejat.blogspot.com.es/

 

Reparto


Shaun Costello  …. guitarra
Jamie Gillis …. batería
Valerie Marron …. groupie
Tina Russell …. Novia de Cock o Rock
Marc Stevens … Joe Cock
UltramaX  …. Madre del SusodiXXo

 

Comentarios


El interés por comentar la novel·la ‘El Rei del Món’ conlleva hallar una película acorde con los hechos. Excusa o no por insertar ‘something’ más allá de este mundo de cine parabólico, el autor Salvador ya predice en la portada de su libro una ‘cosa asombrosa’: ‘una película de acción en forma de novela’, así que veamos lo que encontramos. Y no es Supermán, ni un avión, tampoco Jesucristo (otro salvador) que sea entonces Superstar.

Es un cantante de rock (como el protagonista de la novela) llamado Joe Rock Superstar, que todos llaman Joe Cock, o sea, Pepe Pollez (hasta aquí el parecido con la novela y dejemos estar lo de Superstar), por lo que ya podemos adivinar de que van las habilidades de este individuo que cuando sube al escenario canta mientras enseña biología a  la turba que lo abuchea, no por lo fea, sino porque no se le pone tiesa, y esa es la Máxima (http://www.maxima.fm/) preocupación de la banda. Menuda banda, formada por el reconocido  director y actor porno  Shaum Costello, como guitarrista, y  el inefable Jamie Gillis (también pollactor)  de batería y tocador de bongos, un par de fuckmaster de la Edad de Oro del Cine para Adultos.

La historia se complica porque la novia cariacontecida por los problemas de Cock con su idem se emplea a fondo en sus habilidades orales (progresa adecuadamente en Francés) con el guitarrista (y director de la peli) a la vista de su novio que ya está cantando en el escenario. Todo un poema y discusiones a grito pelado con el representante sobre la desidia del miembro viril de la banda que no se aguanta.

Es  la propia madre la que se pone manos a la obra para obrar el milagro en una intervención incestuosa que aborda uno de los temas tabú más trillados de las tragedias griegas. Mira por donde un toque helénico en NY cerca del hospital, tocando (explícitamente y hasta el fondo) un tema  que sufre en los retorcidos huecos del cine ‘du cul’ como dirían los franceses. Al final los protagonistas se felicitan por romper el tabú y se sirven nuevos platos de lujuria con arroz que ni los escandinaBos vegetarianos se perderían.

La copia de la película no perdona el daño del tiempo y no duda en convertirse en una auténtica joya del ‘sleazy blast’, pero es de buen ver como deambulan los personajes cumpliendo la función. Nadie, ni el propio director, se lo toma muy en serio, todos se divierten en busca de un guion que hace bandera de la frase ‘Sexo, Drogas y Rock and roll’. Una frase nacida en el seno del movimiento hippie de los años 60 y asumida por muchas estrellas del rock para definir un modo de vida, o de no-vida, ya que muchos de ellos acabaron en el fondo para convertirse en mitos.

A destacar la escena de la actuación con música de The Doors cantada en playback por Stevens mientras se baja los pantalones a lo Morrison y el público le grita ‘Queremos Cock’.  Y la acción de Tina y Valery como groupies, que en el sentido estricto de la palabra es una persona que busca intimidad emocional y sexual con un músico o artista famoso. Aunque más que admiradoras  mejor sería llamarlas ‘Stars Fucker’ , chicas que se ‘follan’ a sus ídolos y luego lo van explicando con orgullo, hasta el punto que se guardan en su diario el preservativo usado a modo de testimonio de su ‘polvo de estrellas’.

La película describe el modus vivendi de los rock-Eros como puro exceso hedonista con sus relaciones entre felaciones y copulaciones como verbos. Y es en esta frase copulativa (¿?) que enlaza  novela y película, ya que ambas se hacen eco de los lirios que mecen la cama del protagonista como modelo a imagen y semejanza del prototipo Singer Star.

Aunque Ringo sólo hay uno y es Starrrr, Salvador escribe  ‘El Rei del Món’ (2007) con la intención de estabilizar su feroz erótica desatada en ‘Mugrons de Titani’ (2005). Al principio de la lectura pensaba encontrarme con una Historia de la Ciencia, porque Salvador es médico, y sus conocimientos de genética investigando las bases moleculares del cáncer y el envejecimiento merecen un punto y aparte que debemos resaltar.

Pero NO, lo que escribe se escribe desde su faceta más heavy de rockero desenfadado fade away’ y ‘lletraferit’ comprometido con su lengua. Y éste es el punto donde más lo admiro, porque escribir en catalán no es fácil, restringe público y las posibles expectativas se dividen. Aunque afortunadamente no en este caso, porque sus novelas como nebulosas se traducen y venden y queda la satisfacción de  jugar con tu selección.

La novela explica las aventuras de un criminal de baja estofa que utiliza la Lira por estrofa cuando tiene la oportunidad de sustituir a un conocido cantante de rock fugado por bemoles. Así de pronto el Tipo (sin interés) se convierte en un ídolo de 666% TAE y las grupies (recuerden ustedes) se lanzan a sus pies y otra +, más vale tarde que le Tipitoca el pleno de  la Bonomillones y el Sueño Americano en un mismo hit de ‘hip parade’. No digas más, menos spoilers y a leer el libro que son dos días, atendiendo presto al lenguaje soez y mundano del oportunista cuando dice:

‘Les noies, tres negres impressionants, amb faldilletes curtes i pits de plàstic, me les he trobades ja dalt de l’escenari, així que no he tingut temps de cagar-me en tot i fotre quatre crits per convertir un concert de rap en una casa de barrets.’


No sé qué pensará Espriu con el tono del asunto, pero las palabras resuenan próximas y reconfortantes como la última vez que nos divertimos con aquellos amigos de toda la vida tomando una birra con lira pero sin ira en ‘la senda de los elefantes’ de Barcelona.

Pero aún hay más, porque aparece una grupie y…

‘La noia s’oblida dels preàmbuls i va directament al gra. Es fica la meva polla a la boca i comença a treballar-la amb devoció. Serà una bona historia per explicar a les seves amigues.’

Si esto no merece una peli porno que baje Dios y lo lea, o que lea el ‘Joc de Déu’ (2010) que escribió el mismo autor en la editorial Bromera, quizás por la broma de utilizar el NaBr  como condimento anti cachondeo cuando el apasionado lector ya no aguanta más.

En las películas para adultos catalanas  no se habla catalán, bueno, se gime en catalán, pero no es lo mismo. Es entonces cuando creo que falta más literatura de ‘quatre (gu) barres y un punxó’ y el protagonista de la novela llamado Scary, como lindo homenaje a la Saga Movie, consigue al final llevar al huerto del hortelano a la Sonia, lindo homenaje a la PayStation, más o menos con estas palabras:

‘Em descordo el barnús i deixo al descobert una erecció provocadora. Segur que en tota la seva vida d’estreta refinada no ha tingut una polla com aquesta….

Y hasta aquí puedo leer !!! , pero no dejar de criticar, porque el redactado por momentos se me atragantó como canto de sirena cuando yo buscaba Ítaca. Quizás por el desarrollo en presente pluscuamperfecto a remolque de un guion que no es película, quizás porque el nudo no es gordiano y hay más ciencia que ficción, por ser la primera novela y tener sus debidos defectos que con afectos he tenido la oportunidad de degustar.

       -   Hòsties, hòsties, hòsties! T’ha ferit! Mecagontot!

-          No pasa res, me’n sortiré – em diu intentant somriure-. Em sembla que no m’ha tocat la melsa.

 
Un gesto, una mirada, un escote… el sexo está en todo el Arte, cine y literatura. Soy e-vidente que esta novela merece una película mucho mejor que Joe Rock, merece que Ariadna que nos conduzca hasta el desenlace  a través de la aventura y las otras dimensiones asociadas a la ‘escalera de color’ que te da la vida.

A10 AX

 

 

lunes, 20 de mayo de 2013

Las claves secretas de The Lords of Salem



¿Cómo podemos opinar sobre una película de cine que busca mostrar la esencia de su director más allá del bien y el mal?

Rob Zombie nos presenta una obra de met@rt llena de mensajes oníricos como la Luna, conjugando sensaciones y emociones en un cóctel demoledor de rabia contenida.

 

Director: Rob Zombie

Año: 2012

País: USA

 

Guión: Rob Zombie


Reparto:  Sheri Moon Zombie, Bruce Davison, Jeff Daniel Phillips…..

 

Comentarios

Rob Zombie hizo esta película por necesidad, para exorcizar sus demonios internos que lo atormentan cuando tiene una idea en la cabeza y la debe explicar. La historia de las brujas de Salem hacía tiempo que le roía el cerebro y no pudo descansar hasta ayer, cuando sus espectadores compartieron el horror de sus imágenes y se sumaron al pervertido encanto de la Luna Roja.

La Luna, quién sino es la protagonista de la película, su mujer Sheri Moon Zombie, que como Heidi, presentadora de un programa de radio dedicado a la música heavy, asume la maldición de las brujas de Salem.

Así que lo dejamos claro desde el principio mostrando en la habitación de la protagonista la Luna de Méliès de su viaje a … la Luna.

 
 
Sheri Moon aparece en todas las películas de Rob, porque es su mujer y su musa. Poco importan sus dotes interpretativas, con su presencia ante las cámaras sabemos lo que vamos a ver, una película de Zombie.

Y que más debe tener la película ¿???

Ya en 2006 Rob Zombie presentó la canción ‘The Lords of Salem’ en su tercer álbum en solitario. En esta canción explicaba el juicio de las Brujas de Salem.

En 1692, en la localidad de Salem (Massachusetts), 29 mujeres fueron condenadas por brujería, que era un delito grave en ese momento. Fueron condenadas y masacradas por ser brujas, y dos perros también. Años más tarde se reconoció que los testimonios y comportamientos de las niñas acusadoras no eran determinantes de la verdad, y que seguramente las confesiones de las brujas se debieran a las duras torturas.

En el siguiente video podemos ver y escuchar el video musical que produjo Rob Zombie en 2006.




Es evidente que con la canción y el vídeo no tenía suficiente porque Rob se registra al entrar en este mundo como un artista integral. Desde sus inicios en 1980 con la banda de rock ‘White Zombie’ y más adelante en solitario, su carrera como músico le ha llevado a sumergirse en el género Black Metal hasta el ahogo emocional.

Las relaciones entre el rock y el satanismo se remontan a las raíces rock and roll como género, tomando como tema principal la leyenda faustiana del cantante que vende su alma al diablo. La utilización de imaginería de tipo satánica y ocultista en el rock se fue incrementando a finales de la década de los años sesenta, como consecuencia del creciente interés por el ocultismo y otras creencias que discutían a las convenciones sociales,

The Rolling Stones publicaron el álbum titulado ‘Their Satanic Majesties Request’ y  The Beatles muestran en la portada de su álbum ‘Sgt. Pepper's Lonely Hearts Club Band’ la fotografía de Aleister Crowley, el mago negro por excelencia más allá del siglo XX. Sin duda Crowley es y será inspiración desde su autoproclamado título de ‘La Gran Béstia’ y suya es la imagen de la cabra como ser libre que inspira la aparición de Satán, y suya es la imagen del arcano 11 del Tarot donde aparece Babalón, la prostituta de Babilonia, cabalgando a la Gran Béstia, de la misma manera que Heidi en la película cabalga a Satán.





Porque esta película trata de las brujas de Salem, de la brujería simpática que destapó Roman Polansky en ‘La semilla del Diablo’ y que le supuso más de una maldición. Ese tipo de magia que nace en los pilares de la tierra para edificar una casa como la de Salem o el Edificio Dakota de Nueva York, donde el olor a azufre invade las dimensiones desconocidas y crea discontinuidades en el espacio tiempo que permitan la entrada de las presencias malignas del Otro Lado.






De este modo llega a nuestra protagonista un misterioso disco con una melodía que despierta maldiciones de 1600 en un grupo de mujeres de Salem. El disco viene en una caja de madera y presenta un inquietante signo.



Este signo se reproduce en su frente durante la transformación de Heidi (esa no, la otra).



Esta marca satánica que recuerda el símbolo del planeta Urano tiene su relación con los contactos extraterrestres del planeta Ummo. Desde 1966 un contactado llamado Fernando Sesma recibió unas extrañas cartas de unos extraterrestres que exploraban la Tierra y que precedían del planeta Ummo, un planeta en órbita alrededor de la estrella enana roja Wolf 424 que está situada en la constelación Virgo. En estas cartas se describían con detalle su historia y cultura, y lo más curioso, se presentaban unos informes científicos increíbles que impresionaron a diversos científicos por la particularidad especulativa de sus exposiciones.



 
 


Extraterrestres en una película sobre el diablo y pesadillas innominables ¿??? Que se lo digan a H.P. Lovecraft que describió perfectamente el horror cósmico y sus otros dioses más allá del umbral.

Pero la película deriva hacia otros estudios más terrestres de la mano de un  Dr. en Satanismo que descubre el pastel diabólico y acaba sus días como víctima propiciatoria de las brujas  de… descanse en Paz.

 
 
De todos es conocida la leyenda urbana fundamentada en la técnica conocida como Backward Masking Process descubierta por el pastor luterano Gary Greenwald, que permite escuchar mensajes ocultos en la música cuando los discos se escuchan al revés. Esta es la principal manera de transmitir los mensajes satánicos por parte de los grupos de rock, como Led Zeppelin o Judas Priest. Así que no podía ser menos Rob Zombie, y envía una canción con mensaje subliminal que despierta la maldición de las brujas de Salem, y al final pasa lo que pasa.

Ya lo decía Jimmy Hendrix: La música crea estados de ánimo porque la música es en sí algo espiritual. Se puede hipnotizar a las personas por medio de la música y cuando alcanza el punto más débil de resistencia se le puede predicar directamente en el subconsciente todo lo que se le quiere decir.



 
 
Atención y cuidado, si habéis escuchado los dos vídeo anteriores fijaros en la base melódica. Cambiando convenientemente de revoluciones la canción del primer video, y añadiendo la percusión atávica y el ruido ancestral, resultan ser la misma. Efectivamente, el disco que recibe Heidi en la película es la versión enfermiza del tema de Rob, y por supuesto lo envían… The Lords of Salem…. Tocayos en título y tema con los no-protagonistas de la película del mismo título, por lo que se me antoja más que una coincidencia, es un arco argumental que reclama su destino.

La música es importantísima, como debe ser si el director es músico y cantante, y …..‘Crushing the Ritual’ de Rob Zombie  aparece en la película como la banda promocionada por el programa de radio… vean ustedes mismos como el director deviene protagonista de su propia película a través de su heterónimo.





Pero esto es evidente, y Zombie debe expresar otras emociones y otras dimensiones. Además debe de  calar hondo  en el ADN del público para cumplir su Magnum Opus, y pora ello toma nota del maestro Stanley Kubrick y recurre a los clásicos. Un acierto con el ‘Requiem r 626’ de Mozart (casi el 666) para expresar el esplendor cristiano que por inversión deviene satanista.






Imágenes y música que tejen una emoción mientras Moon Zombie transformada atraviesa el umbral, la puerta de Ishart, como Señora de los Dioses, tal y como se explica en el Necronomicón, en busca del diablo que preside la sala. Emoción comparable a la escena final de Evangelion con el ‘Himno a la alegría’ de la novena sinfonía de Beethoven, cuando Kaworu resulta ser un ángel y entra en la sección Dogma.

Pero aún hay más, porque Rob ama al cine, y el cine de emociones y misterios le ama a él, y surrealista en su lista no podía faltar el maestro David Lynch, Twin Peaks, música de sueños con  Julee Cruise y  ‘Questions In A World Of Blue from Twin Peaks Fire Walk With Me’.





 
 

Después de un delirio como la copa de un lirio, el argumento se quema como las brujas, y llega el final con ‘All tomorrows parties’ (Lou Reed) y la coronación de Moon Zombie, la Reina, la Musa de Rob Zombie, la que desde su trono de sangre y fuego redimirá al artista de su angustia existencial… por los siglos de los siglos hasta el final.